Bodas, banquetes y, sobre todo, más comuniones

Rosa Clará abre la Barcelona Bridal Week, una semana en la que desfilarán 17 firmas en la Fira de Gran Via

Modelos de Rosa Clará.
Modelos de Rosa Clará. vicenç jiménez

Rosa Clará es una empresaria con vista. Elige a la modelo Dasha Kapustina, novia del piloto Fernando Alonso, para calentar motores y abrir la semana de las novias en Barcelona, oficialmente la Barcelona Bridal Week.

Las colecciones de Clará se vieron ayer en la Fira de Gran Via, el primero de los diecisiete desfiles de este Gaudí novias. Clará no se esconde: “La única opción que nos queda es crecer fuera. La gente joven no tiene trabajo y evidentemente no se casa”. La diseñadora catalana, como otros muchos, opta por la diversificación: bodas, fiestas y también más comuniones.

El 60% de la facturación de Clará se realiza en el extranjero y, según la mismas fuentes, para 2014 quieren que las ventas en el exterior crezcan hasta el 70%. Abrirá filiales en México, Brasil y Canadá. Pero pese a la crisis, las novias son un punto fuerte para la industria. Una de cada diez novias del mundo se casa con un vestido de un diseñador español.

La pasarela la cerrará el viernes Pronovias, con la ausencia de su diseñador Manuel Mota, fallecido el pasado mes de enero, y el anuncio del fichaje del suizo Manuel Ehrensperger, hasta ahora directivo de Swarovski, como nuevo consejero delegado y director general de la compañía propiedad de Alberto Palatchi.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ana Pantaleoni

Redactora jefa de EL PAÍS en Barcelona y responsable de la edición en catalán del diario. Ha escrito sobre salud, gastronomía, moda y tecnología y trabajó durante una década en el suplemento tecnológico Ciberpaís. Licenciada en Humanidades, máster de EL PAÍS, PDD en la escuela de negocios Iese y profesora de periodismo en la Pompeu Fabra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS