Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Etcheverría lanzan un plan de expansión con 70 oficinas más

El banco, controlado por capital venezolano, anuncia que creará 200 empleos

Cuando una parte de la banca se desmantela y la otra trata de contraer el negocio, el minúsculo Banco Etchverría se lanza a una expansión sin precedentes. Los nuevos propietarios de la entidad más antigua de España, fundada en 1717 en Betanzos, pretenden abrir 70 oficinas más este año, lo que casi triplicaría su red comercial, compuesta en la actualidad por 26 sucursales, 24 en Galicia, una en Madrid y otra en Valladolid. Casi el 70% del capital del Etcheverría está ahora en manos de Banesco, el mayor banco privado de Venezuela, que recientemente adquirió el 44,7% que tenía en la entidad Novagalicia Banco (NCG), más otro paquete en manos de los herederos de la familia fundadora, que aún conservan el 30% restante.

El plan de expansión implicará unos 200 nuevos empleos y la disposición de 200 millones de euros para la financiación de familias y pequeñas y medianas empresas. La institución financiera aspira a multiplicar por tres su cuota de mercado, de modo que dentro de dos años esté gestionando más de 2.000 millones de euros de balance. El plan fue presentado ayer en Santiago en un acto al que asistió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y los máximos responsables de la entidad gallega, Javier Etcheverría, y de Banesco, Juan Carlos Escotet.

La inversión inicial de Banesco en el Etcheverría fue de 60 millones de euros, según explicó Escotet. Ahora, la entidad prevé invertir unos 40 millones más para la apertura de esas 70 oficinas nuevas. La entidad con sede en Betanzos trata desde hace meses de aprovechar las oportunidades que le puede abrir la obligada reducción del tamaño de NCG. Y no descarta incluso hacerse con algunas de las sucursales de las que va a prescindir la antigua caja de ahorros. “Estamos analizando todas las oportunidades que hay encima de la mesa”, señaló el consejero delegado, Francisco Botas, según informa Europa Press “Y ahora hay muchas, pero de todo tipo: de entidad y de ubicación geográfica”.

Juan Carlos Escotet, de padre leonés y madre asturiana, ha restado importancia al “peso relativo” de las participaciones en el accionariado. “Aquí hay una alianza en todo el sentido de la palabra; una estrategia de continuidad, porque no podemos cambiar lo que se estaba haciendo bien”, proclamó antes de poner a la familia Etcheverría, que sigue en la dirección del banco, como “ejemplo de prudencia y eficiencia”.

Al consejo de administración se incorporan el propio Escotet, Pedro López Jácome, Salvador Cores, Antonio Rosas y Ana Peralta, y siguen Javier y Domingo Etcheverría y Francisco Botas. “Gente con experiencia bancaria de entre 25 y 40 años, que ha dedicado toda su vida profesional a la banca y serán de gran ayuda”, resaltó el responsable de Banesco. En su intervención. Feijóo elogió la trayectoria de la entidad, como un banco “cercano” con “arraigo territorial”.