Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición rechaza en bloque la elección directa de 43 diputados

IU cree que favorece el bipartidismo en el Parlamento regional

UPyD entiende que responde a las disensiones internas dentro del PP

La Asamblea de Madrid, durante un pleno reciente. Ampliar foto
La Asamblea de Madrid, durante un pleno reciente.

La oposición en bloque ha mostrado su rechazo a la idea del Partido Popular de Madrid de promover la elección directa de un tercio los diputados regionales, que saldrían elegidos de las 43 circunscripciones en que se dividiría la región. El número de escaños obtenidos en esta primera urna (sistema uninominal) se restaría de los logrados en una segunda urna (proporcional). Óscar Iglesias, portavoz del grupo parlamentario socialista en la comisión del Estatuto de Autonomía de la Asamblea de Madrid, entiende que “la división en circunscripciones de la Comunidad de Madrid significa un intento a la desesperada del PP de perpetuarse en el poder cuando sabe que actualmente no cuenta con la mayoría absoluta.

“Entrar en una guerra de que los martes por la mañana se quieren 129 parlamentarios con circunscripciones y por la tarde decir que se quiere reducir el número de diputados a 65 es una tomadura de pelo”, ha sentenciado Iglesias, que ha recordado que el PSOE ya presentó una modificación de la Ley Electoral —rechazada por el PP— en la que se establecía por ejemplo que las primarias sean obligatorias para todos los partidos que concurran a las elecciones, o que fuera obligatorio cumplir con los programas electorales de campaña.

El coordinador general de Izquierda Unida, Eddy Sánchez, también se ha mostrado contrario a la división en circunscripciones de las que saldrían el tercio de los diputados regionales. “Hace tiempo que el PP persigue una reforma electoral para apuntalar un sistema electoral de marcado signo bipartidista que, precisamente, ha merecido un sostenido y creciente rechazo ciudadano.

La ocurrencia, porque no se le puede llamar de otra manera, de propiciar la elección directa de 43 de los 129 representantes en la Asamblea de Madrid, en otras tantas circunscripciones creadas al efecto, podría parecer un avance en el vínculo entre ciudadanía y cargo público, pero no es sino un burdo intento de convertir la democracia en un apaño electoral, para que, en el mejor de los casos, las dos opciones mayoritarias se peleen por el escaño”.

El coordinador de IU entiende que el modelo alemán, en su versión madrileña, “apuntala el bipartidismo cuando se trata de ganar en pluralismo y democracia. Es decir, hay que profundizar en el modelo de circunscripción que permita establecer la relación más fiel y coherente entre el voto popular y la distribución de escaños. Una circunscripción autonómica. Y eso se llama un sistema más proporcional para asamblea más democrática”.

“Nos sorprende que el Partido Popular haya presentado una propuesta para la elección directa de los diputados en la Comunidad de Madrid por circunscripciones, paralelamente a la propuesta de reducción de diputados en la Asamblea de Madrid, iniciativa, esta segunda, que UPyD apoya y que presentó primero… Suponemos que este giro de 180 grados del PP se debe a fuertes discrepancias internas, porque muchos diputados populares habrán mostrado su inquietud ante la propuesta de reducción de escaños. Esperemos que dentro del PP se pongan de acuerdo de una vez”, ha valorado el portavoz de UPyD, Luis de Velasco. “Creemos que esta propuesta del PP es fruto del desconcierto dentro de su partido y por temor al batacazo electoral que se van a dar en las próximas elecciones autonómicas. Consideramos que con esta propuesta el PP está poniendo por delante el interés del partido al interés general de los ciudadanos”, ha enfatizado con mucho tino.

Un número notable de diputados aumenta su inquietud según se aproxima una hipotética jibarización de la Cámara, mientras otra tendencia se muestra partidaria de una mayor proximidad a los votantes. En el Gobierno regional incluso plantean que “sea compatible” tanto la reducción del número de diputados con otras iniciativas “que acerquen más los políticos a los ciudadanos, como por ejemplo la elección directa por circunscripciones de un tercio de sus señorías. Una fórmula que restaría poder a los aparatos internos de los partidos.

“Creemos que esta propuesta consiste en ajustar las circunscripciones oara beneficiar o consolidar un partido. No se trata de cercanía, apertura o mejorar la calidad de la democracia de esta Comunidad”, reflexiona Inés Sabanés, coportavoz de Equo Madrid. “Reforzaría claramente el sistema mayoritario, especialmente al PP, que es quien ha estudiado las posibles circunscripciones. Además introduciría elementos de desajuste entre las comunidades autónomas y los ayuntamientos”, ha concluido.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información