Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ONG piden la dimisión del jefe de la agencia de cooperación de la Generalitat

Las entidades acusan a Llorens de falta de diálogo y de aportar soluciones reales para el sector

El presidente de la Federación Catalana de ONG por la Paz, el Desarrollo y los Derechos Humanos (FCONGD), Francesc Mateu, ha pedido hoy la dimisión del director de la Agencia Catalana de Cooperación, Carles Llorens, al que ha acusado de "falta de diálogo y soluciones reales para el sector". La petición de dimisión se ha producido durante la reunión del Consejo de Cooperación, que integra a la Generalitat y a una una treintena de entidades, entre ellas las ONG.

La Generalitat reconoce una deuda de 16 millones de euros con las  entidades 

Tras la reunión, Mateu ha explicado que Llorens ha reaccionado a la petición afirmando que si él era el problema estaba dispuesto a irse aunque luego ha matizado que, como lo era, se quedaba. La Agencia Catalana de Cooperación adeuda a 31 de diciembre de 2012 16 millones de euros a las ONG catalanas aunque éstas elevan esa suma a 20 millones. La falta de presupuesto ha tenido efectos devastadores en sus proyectos: han tenido que renunciar a seguir construyendo pozos en Etiopía y Mozambique. "El problema no solo es que abandonas el plan sino que pierdes la confianza en las autoridades locales porque dudan que tengas que irte porque tus Gobiernos no te pagan", lamenta Mateu, también presidente de Intermon-Oxfam.

Las ONG han impulsado un contencioso-administrativo contra la Generalitat, que contempla 90 días de preaviso. El plazo culmina este mes de mayo por lo que el conflicto acabará en litigio.  El sector está sufriendo unos recortes draconianos que, según las ONG, alcanzan ya al 80% de su presupuesto. Y sospechan que esos ajustes no responden solo a motivos estrictamente económicos: las entidades sufren el impago de subvenciones desde 2010 y no se ha hecho ninguna convocatoria para acceder a ellas ni en 2012 y 2013. Su sensación es que, además, la Agencia Catalana de Cooperación tiene una actitud diferente a la del Departamento de Bienestar Social, mucho más receptiva, abierto al diálogo y con voluntad de buscar soluciones.

Hemos tenido que abandonar proyectos para construir pozos en Etiopía y Mozambique", lamenta Francesc Mateu

Mateu ha deplorado que el Ejecutivo catalán ponga el acento en una acción exterior que en realidad persigue el interés económico más que el estrictamente diplomático. "El Gobierno habla de contar con embajadores civiles y desprecia nuestra red y se abandonan nuestros proyectos a su suerte. La Generalitat tiene 65 oficinas en 40 ciudades y sólo las ONG de la Federación tenemos presencia en 102 países", ha asegurado. "Hemos dejado colgadas a miles de personas empobrecidas y las ONG nos hemos endeudado. Hemos oído más de una vez, que la prioridad es la expansión comercial de la pequeña y mediana empresa y que algunos países empobrecidos tienen interés sólo porque resultan buenos mercados", ha denunciado Mateu.