Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arantza Tapia defiende la investigación pero no la utilización del ‘fracking’

La consejera explica que existen 17 permisos para realizar sondeos de exploración de gas

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, en su comparecencia en el Parlamento vasco.
La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, en su comparecencia en el Parlamento vasco.

El fracking ha vuelto suscitar debate esta mañana en el Parlamento. La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha defendido la exploración de la existencia de gas no convencional en el subsuelo del País Vasco, pero no la utilización del fracking (fractura hidraúlica) porque las técnicas que actualmente se emplean no garantizan la protección del medio ambiente.

Tapia ha explicado que existen 17 permisos de estudio solicitados por la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, SHESA, la empresa pública que se encarga de la investigación y la explotación del gas en Euskadi. Se trata, ha puntualizado, “solamente de estudios y análisis”, ocho para gas convencional y nueve para gas no convencional. La consejera ha insistido en que estos sondeos “no afectan al medioambiente”, aunque no ha aclarado qué técnica se utilizará para realizarlos.

Tapia ha calificado como “necesarios” esos estudios para saber qué hay bajo el subsuelo en dos zonas concretas, Gran Enara y Angosto, ambas en Álava, y decidir “más adelante” sobre la extracción del gas, La consejera ha insistido en que “exploración sí, explotación no”.

EH Bildu ha denunciado que en los dos últimos años el Gobierno haya destinado 75 millones de euros a SHESA para realizar únicamente exploraciones, para las que ha asegurado que se utilizan las mismas técnicas que para la extracción. Tapia ha aclarado que existen “otras técnicas” a parte de la fractura hidráulica para realizar los estudios, aunque no ha aclarado cuales son.

El parlamentario de EH Bildu, Dani Maeztu, también ha acusado al Departamento de Tapia de no realizar los informes ambientales que la normativa exige, algo que Tapia ha negado y anunciado que se realizará un estudio de impacto ambiental cuyos conclusiones se respetarán al “cien por cien”

El PSE han pedido “huir del debate de afirmaciones exageradas sin criterio técnico”. La socialista Natalia Rojo ha exigido a la consejera mayor contundencia y claridad sobre qué se hará en caso de que los sondeos de exploración ratifiquen que bajo el subsuelo alavés hay grandes cantidades de gas no convencional, que el anterior lehendakari Patxi López, cifró en 185 billones de centímetros cúbicos, es decir, el consumo de gas de Euskadi en 60 años.

El PP por su parte se mostrado de acuerdo con la consejera en la necesidad de “conocer el potencial del subsuelo”, ya que podría servir para crear empleo y para cubrir las necesidades energéticas de Euskadi, respetando "siempre" el medio ambiente.

El Parlamento debatirá antes de junio la reforma de la Ley de Conservación de la Naturaleza a petición de las Juntas Generales de Álava con la que se pretende prohibir el fracking en los parques naturales, algo que no serviría según todos los grupos para su prohibición definitiva.