Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEMORIA DEL INSTITUTO VASCO DE MEDICINA LEGAL

Las agresiones en el seno de la familia crecieron un 25% el pasado año

La violencia de género registró un ascenso del 4% mientras que los delitos sexuales bajaron el 28%

Las agresiones por violencia de género y violencia en el seno de la familia examinadas por los forenses del Instituto Vasco de Medicina Legal, experimentaron incrementos del 4,22 y del 25,91 %, respectivamente, en 2012 mientras que las de tipo sexual disminuyeron un 28,38 %, según los datos recogidos en la memoria del pasado año.

El director del Instituto, Carlos Cubero, ha destacado también la reducción que han experimentado los expedientes abiertos por las clínicas forenses de los juzgados del País Vasco por accidentes laborales (75 en 2012 frente a 168 de 2011, lo que supone un descenso del 55,36 %) y por accidentes de tráfico (4.557 frente a los 5.907 de 2011, lo que se traduce en una bajada del 22,85 %).

Pese a estas disminuciones del número total de accidentes de tráfico y laborales, los fallecimientos por ambas causas en 2012, sin embargo, se mantuvieron estables en relación al año anterior, con 74 y 13 personas muertas, respectivamente, en el País Vasco.

En relación con las agresiones de género, Cubero ha concretado que en 2012 se examinaron en los servicios forenses de guardia a un total de 1.038 mujeres, lo que supuso 42 casos más que los atendidos en 2011.

Desde 2005 las muertes por accidentes de tráfico  se han reducido un 70%

En lo referido a las agresiones en el seno familiar, los especialistas del Instituto atendieron 413 casos, lo que representa 85 más que en 2011.

El servicio de Patología Forense del Instituto, encargado de realizar las autopsias en las causas judiciales, por su parte, examinó a 984 fallecidos en 2012, lo que supuso un incremento del 11,56 %, de los cuales 510 fueron muertes por causas naturales y 474, de origen violento. De entre estas, la mayoría, (185) fueron originadas por accidentes fortuitos ( un 2,63 % menos que el año anterior); 178 se debieron a una acción deliberada del fallecido (suicidio), lo que supuso descenso del 0,5 % respecto a 2011, y 17 más fueron clasificadas como homicidios (un 6,25 % más que en 2011).

El director del Instituto Vasco de Medicina Legal se ha mostrado preocupado por lo que considera una número alto de suicidios en una comunidad pequeña. Cubero ha señalado que, desde 2005 hasta el 2012, las muertes violentas de todo tipo analizadas por los forenses han disminuido un 14,77 %.

Las autopsias realizadas en casos de supuesto homicidio en dicho periodo, por contra, han aumentado un 32,85 %, mientras que los suicidios han crecido un 29,63 y las muertes por causas fortuitas, otro 14,18 %. Sin embargo, entre 2005 y 2012 han experimentado fuertes descensos las muertes causadas por accidentes de tráfico (-70,29 %) y las de naturaleza laboral (-65,50% ).