Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendidas las clases en Políticas para limpiar tras nueve días de huelga

Clece y sus empleados acuerdan elevar la jornada a 37,5 horas semanales

Los 110 trabajadores mantendrán sus sueldos

ATLAS

La huelga de limpieza en la Universidad Complutense de Madrid ha llegado a su fin tras nueve días de protesta después de que este mediodía el comité de empresa de Clece, una de las concesionarias del servicio, y la dirección hayan llegado a un acuerdo. "Trabajaremos 37,5 horas [frente a la jornada laboral de 35 horas semanales que tenían hasta ahora] pero mantendremos nuestros sueldos", explica a través del teléfono Marisol Losada, del comité de empresa. Finalmente tampoco habrá contratos fijos discontinuos, algo que los trabajadores rechazaban de plano — trabajarían 10 meses al año y estarían dos en paro— .

"En cualquier caso todo esto es algo que habrá que volver a tratar en septiembre [cuando salga de nuevo a concurso la concesión del servicio]", asevera Losada. Ambas partes se reunieron ayer a las ocho de la tarde para negociar pero hacia las cuatro y media de la madrugada no habían logrado acercar posturas por lo que tuvieron que posponer dicha reunión que finalmente han retomado a las nueve y media de esta mañana.

Imagen de una rata captada por un alumno en Somosaguas hace unos días. ampliar foto
Imagen de una rata captada por un alumno en Somosaguas hace unos días.

Tras lograr el acuerdo, los trabajos de limpieza de las facultades, en las que se habían acumulado una gran cantidad de residuos, han comenzado ya, con entre 15 y 20 limpiadoras en cada centro afectado. Las facultades de Ciencias Políticas y Sociología, y Trabajo Social —ambas comparten edificio— han decidido suspender su actividad hoy y mañana mientras se retiran las basuras. Estos son por el momento los únicos centros que han tomado esa medida, tal y como asegura el Rectorado de la institución académica.

Los 110 trabajadores de la empresa se oponían a una bajada de sueldo de un 21%, cuando en muchos casos no cobran ni 1.000 euros al mes. Según CC OO, el conflicto surgió cuando, tras sacar a concurso de nuevo la concesión de la limpieza, este quedó desierto. Según el sindicato, la universidad propuso entonces a Clece mantener dicha concesión hasta septiembre, cuando volverá a sacarla a concurso, pero con la condición de una rebaja de entre el 18% y el 20%, lo que ha hecho que la empresa proponga esos recortes. La Complutense en todo momento se ha declarado ajena al conflicto y ha asegurado estar al corriente en todos los pagos.

Según los trabajadores y los sindicatos los paros han sido secundados estos nueve días por toda la plantilla y se han respetado en todo momento los servicios mínimos, establecidos en el 17%, lo que suponía que en cada edificio tenía que haber al menos un limpiador. Los centros afectados han sido, además Políticas y Sociología y Trabajo Social, las facultades de Ciencias Económicas y Psicología, en Somosaguas, así como el Rectorado y Bellas Artes, en la Ciudad Universitaria.

Según CGT, el pasado fin de semana el Rectorado emitió una nota interna en la que ordenaba cerrar el campus de Somosaguas con la intención de retirar la basura, para lo que, supuestamente y según el sindicato, contrató a otra empresa de limpieza. “Nos enteramos por casualidad”, contaba ayer Javier Palacios, de la confederación. “Compañeros de limpieza de esa empresa nos llamaron avisándonos de que les habían ofrecido hacer horas extra el fin de semana”. Ambos extremos fueron negados por una portavoz del Rectorado.

En ese campus, concretamente en Políticas y Trabajo Social, algunos profesores y alumnos renunciaron ayer a dar clases en solidaridad con los huelguistas, aunque según la universidad se trató de casos testimoniales que no han alterado el funcionamiento normal de los centros.

Los piquetes intentan reventar las clases

Grupos de piquetes se pasearon ayer por la facultad de Ciencias Políticas y Sociología con la intención de reventar las clases. Eso es lo que afirman profesores y alumnos del centro."Entraron con muy malos modos y me dijeron 'no eres una buena colega'. ¡Como si fuésemos compañeros!", explica Irene Briones, cuya clase de derecho eclesiástico fue interrumpida por uno de estos grupos.

El piquete que irrumpió en su aula lo formaban unas siete personas, alumnos en su mayoría "aunque también alguna persona más mayor que fue quien peor se comportó", cuenta la docente. "Decidimos continuar porque teníamos un profesor extranjero invitado, del Instituto Europeo de Florencia".

Además, un profesor ha sido supuestamente agredido por un alumno piquetero que ha intentado reventar su clase. El docente, Manuel Iglesias Cavicchioli, profesor ayudante de Relaciones Internacionales, ha recibido un rodillazo en el estómago, sgún su mismo relato y el de una alumna, cuando ha recriminado al piquetero su actitud.

Por otro lado, algunas aulas están hoy vacías ya que grupos de alumnos han decidido que no irán por culpa de la basura que se acumula en las instalaciones y que, en opinión de Clara Calvente, estudiante del centro, "hace insoportable" estar allí.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >