Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de los empleados de la sanidad pública frente a Capio

Medio centenar de personas se concentran ante la sede madrileña de la empresa con un amplio despliegue policial

Manifestantes frente a la sede madrileña de la empresa sanitaria.
Manifestantes frente a la sede madrileña de la empresa sanitaria.

Medio centenar de trabajadores de los hospitales madrileños se han concentrado esta mañana a las puertas de la sede en la capital de Capio, ahora renombrada IDC Salud, en la calle Fernández de la Hoz. Con pancartas en defensa de la sanidad y contra la privatización, los manifestantes están gritando consignas como "nada nada nada para la privada" o "ahí está la cueva de Alí Babá".

Esta es la primera vez que los profesionales de la sanidad protestan frente a una empresa privada. Capio gestiona ya los hospitales de Valdemoro, la Fundación Jiménez Díaz y el de Móstoles. Jorge Aranda, auxiliar del Ramón y Cajal, defiende la concentración y alega que "Capio es igual de responsable que la Administración porque son los que presionan para que siga adelante la privatización".

Los asistentes a la concentración también han pegado carteles en torno al edificio en las que se preguntan "cuanto vale la salud de los madrileños". "Haremos lo que sea y seguiremos saliendo a la calle para sacar trapos sucios de empresas como esta" ha asegurado Rosario Cañero, auxiliar de enfermería del Hospital Infanta Cristina.

En mitad de la concentración un hombre disfrazado de pollo que se ha presentado como el "señor Capio" ha mantenido un debate ficticio con los asistentes. "¿Por qué estáis aquí? No lo entiendo", ha preguntado el disfrazado. "Porque quieres privatizar nuestra sanidad", le han respondido varios manifestantes.

El despliegue policial ha sido bastante amplio y el número de agentes iguala prácticamente al de concentrados. Los furgones policiales rodeaban toda la manzana. "Es vergonzoso que la policía proteja de esta manera una empresa privada", ha afirmado Cañero. Varios empleados de Capio han permanecido en las puertas de la sede, que permanece cerrada, pero han declinado hacer declaraciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram