El juez de Gürtel cita como testigo a la intendente del Palau de les Arts

Anticorrupción pedía la imputación del presidente de comité de empresa de Vaersa, de UGT Camps decidió ampliar la presencia valenciana en Fitur con un pabellón de "grandes eventos"

La investigación del Caso Gürtel sigue extendiéndose por más departamentos y sociedades de la Generalitat. El magistrado instructor en Valencia, José Ceres, ha citado para declarar como testigo a la intendente del Palau de les Arts, la austriaca Helga Schmidt; a la exdirectora general en la Consejería Educación Silvia Caballer; a dos funcionarios y a la exempleada de la trama, Mercedes Orts. La citación de Schmidt se debe a que para la edición de 2009 de la feria turística Fitur, el Gobierno del entonces presidente autonómico Francisco Camps decidió no solo contratar el pabellón propio de la Generalitat —que era adjudicado por la Agencia Valenciana de Turismo y ha dado lugar a la pieza separada cuya instrucción el juez ha dado ya por concluida— sino otro más, bajo el nombre muy propio de la época de “Pabellón de Grandes Eventos”.

El contrato fue, como todo lo que encargaba la Generalitat para Fitur desde el año 2005, para Orange Market, la empresa de Álvaro Pérez, El Bigotes. En el pabellón de grandes eventos participaron la Ciudad de las Artes, la Ciudad de la Luz, el Palau de les Arts, el aeropuerto de Castellón, el circuito urbano de Fórmula 1 y otras entidades.

En esta misma pieza separada, la quinta, se investigan muchos otros contratos que la Administración valenciana adjudicó a dedo a Orange Market y a ocho empresas más de la trama que dirigía Francisco Correa. Los organismos que firmaron dichos contratos fueron Presidencia de la Generalitat; la vicepresidencia; el Instituto Valenciano de Evaluación, la Agencia Valenciana de la Salud; la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana; la Sociedad Proyecto Cultural Castellón; la empresa pública de medio ambiente Vaersa; la sociedad de promoción de la industria Sepiva, y la fundación La Luz de las Imágenes.

El juez solo ha citado, en una providencia dictada este lunes, a cinco testigos, a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado la declaración de varios más. Y de otra personas, Antonio Santos, como imputado. Santos, que como responsable de comunicación de Vaersa firmó un contrato con Orange Market por casi 120.000 euros, era presidente del comité de empresa por UGT en la sociedad. El magistrado señala, sin embargo, que tomará una decisión al respecto después de haber valorado la petición caso por caso.

El fiscal había solicitado que la empleada de Orange Market, Mercedes Orts, declarase como imputada. El juez responde, sin embargo, que dictó el sobreseimiento provisional para ella en diciembre, y que de momento no constan nuevos indicios que lo justifiquen. El magistrado consideró al archivar su imputación que pese a su participación en los hechos carecía de capacidad de decisión en la trama.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS