Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calparsoro cree que el recibimiento a Thierry puede ser enaltecimiento de ETA

El delegado del Gobierno ordena a la policía que remita un informe a la fiscalía

Unas 200 personas reciben con vivas a ETA los restos del exjefe de la banda

El fiscal superior vasco, Juan Calparsoro, considera que el recibimiento tributado esta mañana a los restos mortales del exjefe de ETA Xabier López Peña, Thierry, fallecido el pasado 30 de marzo en un hospital de París por un fallo cardiaco tras sufrir un derrame cerebral pueden suponer un delito de enaltecimiento del terrorismo que, "por su naturaleza", correspondería investigar a la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

El delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, ha ordenado al Cuerpo Nacional de Policía que remita a la fiscalía un informe sobre el acto, que podría constituir, opina también, un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Unas 200 personas han recibido esta mañana en el aeropuerto de Loiu el féretro del exdirigente etarra. Tras aterrizar el avión procedente de Francia, cerca de las 9.30, familiares de Thierry han acompañado, entre sollozos, al féretro, cubierto con la ikurriña, hasta que ha sido introducido en el coche fúnebre. Los congregados, entre ellos el exdirigente de HB Tasio Erkizia, la abogada de presos etarras Arantza Zulueta o la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, les acompañaban portando también enseñas vascas.

Varios dantzaris han interpretado sendos aurreskus de honor. Después, algunos de los presentes han coreado lemas como "Herria ez du barkatuko" ("El pueblo no olvidará"), "Borroka da bide bakarra" ("La lucha es el único camino"), "Xabier, gudari, herria zurekin" ("Xabier, gudari, el pueblo está contigo"), y vivas al exdirigente terrorista y a ETA.

Después de que la familia depositara un ramo de flores sobre el féretro, el coche ha partido hacia el cementerio de su localidad de origen, Galdakao. Allí, donde Thierry ha sido enterrado, el presidente de Sortu, Hasier Arraiz; la parlamentaria de EH Bildu Maribi Ugarteburu y el dirigente de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria. En el cementerio, la comitiva funeraria ha sido recibida entre ikurriñas y banderas en recuerdo de los presos etarras.

Ya por la tarde, varias decenas de familiares, amigos y simpatizantes del terrorista fallecido le han rendido homenaje en un acto celebrado en el frontón Aperribai de Galdakao, al que no han dejado asistir a los medios de comunicación. La familia de Thierry había hecho público antes un comunicado en el que señalaba que se trataba de un "funeral civil estrictamente privado".

En el acto se han visto banderas de apoyo a los presos de ETA y junto al escenario se ha colocado una pancarta con el lema "Berriro gerta ez dadin" ("Para que no vuelva a suceder) junto a una foto de López Peña. Urquijo había pedido al Gobierno vasco que impidiese la celebración de este acto y que si se celebraba, como así ha sido, las Fuerzas de Seguridad del Estado informasen de su desarrollo.

En las calles de varias localidades vascas se han colocado carteles en memoria de López Peña.

El recibimiento a Thierry ha levantado además críticas políticas. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha culpado a los dirigentes de EH Bildu y Sortu de los gritos a favor de ETA porque, a su juicio, llevan varias semanas exhibiendo un discurso "justificador de todo lo realizado por la banda y exculpador de los terroristas".

De su lado, el único parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha considerado lo ocurrido en el aeropuerto "una vergüenza y un insulto a las víctimas y a la sociedad democrática”

“El mundo de Batasuna no termina de romper con su pasado”, ha señalado el secretario de Coordinación del PSE y exconsejero de Interior, Rodolfo Ares. Para los socialistas vascos resulta especialmente grave que en el acto hayan estado presentes parlamentarios de EH Bildu. “No se despedía a un gudari, sino a un dirigente de ETA condenado por terrorista”, ha destacado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >