Pachi Vázquez sondeará a la militancia para decidir si opta a la reelección

El líder de los socialistas gallegos asegura que no quiere "ser un problema"

El líder de los socialistas gallegos
El líder de los socialistas gallegosANDRÉS FRAGA

El actual secretario xeral del PSdeG, Pachi Vázquez, sondeará en los próximos 20 días la opinión de la militancia para decidir si finalmente se presenta a la reelección para este cargo en el próximo congreso de los socialistas gallegos.

Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a Sermos Galiza en la que asegura que no quiere "ser un problema" para el partido, por lo que la decisión la tomará después de "percibir cual es la sensación que tiene la militancia". "Haré lo que quieran que haga", ha sentenciado Pachi Vázquez, al tiempo que ha asegurado que el PSdeG necesita "un revulsivo que reactive la militancia". Para el actual secretario xeral del PSdeG, Galicia va a dar un "paso de gigante" con la elección del nuevo líder del partido a través de un "modelo consultivo para que la militancia" escoja, "un modelo caracterizado por la participación y la transparencia".

Más información
Una plataforma exige primarias consultivas
Las primarias experimentales no consiguen pacificar el PSdeG

Las candidaturas, de las que "hay tres", según Vázquez, aunque únicamente se ha presentado formalmente José Ramón Gómez Besteiro; deberán ir avaladas por el 10 por ciento de la militancia, y, a continuación, se abrirá un periodo de presentación para después votar, algo que es "un elemento pionero". Sin embargo, dado que la consulta directa no aparece recogida en los estatutos, el PSdeG estudia ahora "la fórmula para vincular el voto de la militancia en urna con la votación de los delegados en el congreso". "La semana que viene estoy seguro de que tendremos todo preparado", ha augurado.

Por otra parte, Pachi Vázquez ha considerado que el "gran desafío" del PSdeG "sigue siendo el convertirse en la gran fuerza alternativa de la izquierda en Galicia", en contraposición con el PP. Para ello, sin embargo, no ha descartado la posibilidad de establecer acuerdos con los otros dos grupos de izquierda en la Cámara gallega (AGE y BNG), algo para lo que, sin embargo, queda un "camino muy largo por recorrer". "Creo que habiendo muchas cosas que nos separan, hay una que nos une, que es la política absolutamente loca en términos sociales que está haciendo la derecha. Eso nos lleva a coincidir muchas veces", ha sentenciado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS