Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bataller: “La Ciudad de las Lenguas necesita de 30 y 80 millones de inversión”

El alcalde de Castellón admite que el proyecto no es viable a corto plazo

El complejo se ideó hace siete años y requiere el desalojo del aeroclub

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, ha avanzado este martes que el complejo ideado hace más de siete años y conocido como Ciudad de las Lenguas requerirá un mínimo de 30 millones de dinero público y un máximo de 80, que debería desembolsar el Gobierno valenciano. El regidor ha anunciado que el plan de negocio que comenzó a redactarse a finales de 2011 para “redefinir” un proyecto que ya contaba con un masterplan aprobado, se presentará en las próximas semanas.

“El estudio ve que el turismo idiomático es una posibilidad que puede exprimirse y que puede generar crecimiento económico en un futuro”, ha dicho. Bataller ha matizado después que, entre las conclusiones que va a recoger este documento, está la necesidad de “una importante inversión pública al principio”. Una inversión que cifró en “superior a 30 o 40 millones” y con un máximo de 80. Por ello, reconoce que su ejecución a corto plazo no es viable, pero rechaza descartar que Castellón se quede sin Ciudad de las Lenguas.

El desarrollo de este proyecto, que no quiere abandonar el alcalde de la capital de La Plana, debe contar con la complicidad de la inversión privada, que deberá aportar la mayor parte de los fondos para su desarrollo.

Para ello, el equipo de gobierno del Ayuntamiento aprobó el pasado mes de febrero ejecutar el desalojo del Aeroclub en los terrenos donde se ubica (frente a la playa del Grau) a partir del próximo 1 de junio. El desahucio es un requisito para que allí se levante el complejo de la Ciudad de las Lenguas. No obstante, el alcalde ha manifestado hoy que podrán continuar durante bastante más tiempo, puesto que la Ciudad de las Lenguas aún no ha pasado del papel. No concretó si deberán pagar un canon o alquiler por seguir en el solar cedido por el Ejército del Aire en los años cincuenta.