Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PAH considera una “coacción” que la Ertzaintza prohíba sus escraches

La plataforma asegura que mantendrá sus protestas después de que Seguridad haya vetado otra concentración ante la casa de un diputado popular

Un momento de la concentración de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ante la sede del PP en Bilbao.
Un momento de la concentración de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ante la sede del PP en Bilbao.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Bizkaia ha censurado que la Ertzaintza haya impedido sendos escraches contra diputados del PP: ayer en San Sebastián ante el domicilio y despacho profesional de José Eugenio Azpíroz y el que tenía preparado el próximo día 19 junto a la casa de Leopoldo Barreda en Bilbao.

“Eso sí que es una coacción”, ha indicado la portavoz de la PAH, Begoña Barrutia, durante la concentración que han realizado esta mañana ante la sede de los populares en la capital vizcaína. Al igual que en el caso de ayer en San Sebastián, el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, ha dictado una resolución que prohíbe a los manifestantes acercarse a menos de 300 metros del domicilio de Barreda.

La resolución advierte de que se trata de “un ataque real a la integridad moral” del diputado popular y su familia y una “injustificada injerencia en su privacidad ajena a su labor de representación política”, cuya celebración puede ser sancionada con multas entre 300 y 3.000 euros. Gabirondo repite así los argumentos utilizados para impedir el escrache a Azpíroz.

Barrutia ha considerado la medida una limitación del derecho de manifestación y “una vulneración del derecho de tránsito que tiene cualquier ciudadano”. “Si lo que quieren es la inviolabilidad del domicilio, empieza en la puerta de la casa y no en la calle”, a su entender. Esta portavoz ha recalcado que, pese a las prohibiciones de Seguridad, van a seguir con sus protestas. “Haremos lo posible para que se escuchen nuestras reclamaciones”, ha dicho.

Seguridad impide una concentración convocada para la semana próxima ante el domicilio de Barreda

Una veintena de miembros de la PAH se han concentrado de nuevo ante la sede bilbaína del PP, en silencio y sin incidentes, tras una pancarta con los lemas “Hay vidas en juego y los diputados no lo quieren ver. Sí se puede pero no quieren. Dación en pago ya. Exígeselo y que voten sí a la ILP. No a los desahucios”. El Congreso comienza a ver hoy, entre otras, las enmiendas del PP a la Iniciativa Legislativa Popular favorable a la dación en pago, que los colectivos antidesahucios de toda España consideran que deja sus pretensiones en nada.

Después de la concentración, varios de ellos han subido a las oficinas del partido, sin que la Ertzaintza lo impidiese, para entregar una solicitud de reunión con dirigentes populares.

El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, ha recordado que ante cualquier tipo de concentración o manifestación en lugares en los que se pueden vulnerar derechos individuales, la Ertzaintza tiene que defender la privacidad de las personas.

Seguridad ha difundido un comunicado con las apreciaciones del número dos del departamento, quien ha recodado que la resolución relativa a Azpíroz no ha sido la primera de este tipo. Los escraches “ni se prohíben ni se impiden, sino que se establecen unas determinadas medidas para que se pueda ejercer el derecho de manifestación sin vulnerar otros derechos”, ha apuntado.

Basagoiti reclama a Stop Desahucios Bizkaia que explique por qué pidió el voto para EH Bildu

“Cuando se adoptan este tipo de decisiones no se valora si es un escrache o cualquier otro tipo de manifestación. Siempre que hay este tipo de acciones ante un domicilio particular hay sentencias que establecen que hay que proteger la intimidad de las personas”, concluye el viceconsejero, tras recordar la obligatoriedad de comunicar cualquier tipo de concentración.

La polémica política por los escraches sigue encendida. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha aprovechado esta mañana una entrevista en Radio Euskadi para censurar que Stop Desahucios Bizkaia pidiese el voto en las pasadas autonómicas para EH Bildu. Basagoiti ha pedido explicaciones a los responsables del grupo por este hecho, además de criticar que los colectivos antidesahucios “están siendo contaminados por la izquierda abertzale” en Euskadi.

El exlehendakari y líder del PSE, Patxi López, se ha mostrado favorable a poner límites a los escraches para que no se realicen en domicilios particulares, mientras que el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha puesto en valor la decisión de la consejería de Seguridad de limitar la distancia a la que pueden manifestarse quienes protestan ante las casas o los lugares de trabajo de los políticos.

Por la tarde, alrededor de 200 personas, que han rodeado la sede del PP en Vitoria, han pedido a gritos que "el próximo desahuciado sea un diputado" y portavoces de la plataforma han entregado una carta al secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, en la que piden a la formación que no vote en contra ni rebaje la Iniciativa Legislativa Popular que se tramita desde hoy en el Congreso para modificar la Ley Hipotecaria.

El portavoz de la PAH en Álava, Aimar Sáenz de Buruaga, ha asegurado que no tienen intención de celebrar escraches ante los domicilios de los políticos en este territorio pero no ha descartado "otro tipo de acciones". También Stop Desahucios Gipuzkoa ha celebrado una concentración frente a la sede del PP en San Sebastián bajo una fuerte vigilancia policial y Mikel Sánchez, portavoz de la misma, ha dicho que los abogados están estudiando recurrir la resolución de la Ertzaintza, para lo que disponen de 48 horas.