Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROLIGA

El Caja Laboral sale vivo

El equipo vitoriano jugará los cuartos de final ante el CSKA tras cumplir los tres objetivos

Lampe, en el centro, festeja el triunfo junto a Bjelica, izuqireda, y Causeur.
Lampe, en el centro, festeja el triunfo junto a Bjelica, izuqireda, y Causeur. AFP

El Caja Laboral sigue vivo en Europa. Lo ha conseguido con una jugada a tres bandas, que le ha salido redondo. De un lado, para obtener su clasificación para disputar por octava ocasión los cuartos de final de la Euroliga empezó por cumplir con su obligación de derrotar al Montepaschi Siena, por 76-64; después tuvo que esperar, como los miles de aficionados baskonistas, a que en dos canchas distintas se dieron el resultado que le favorecía y también lo ha logrado.

Una temporada más ha vuelto a jugar con fuego, pero le ha salido de cara. Como señalaba el técnico, Zan Tabak, "os podéis imaginar lo felices que estamos...". Mientras los móviles habían servido para confirmar la clasificación, el preparador vitoriano recordó que "muchos de los jugadores son muy jóvenes y es la primera vez que pueden celebrar un logro como éste. Fue una noche estupenda en todos los sentidos, sobre todo porque nos sentimos arropados por los aficionados, que siempre premian nuestro esfuerzo", dijo.

Los vitorianos vuelven a colarse de nuevo entre los ocho mejores equipos del baloncesto europeo para disputar su octava eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga como paso previo a la Final Four de Londres del mes de mayo. Baskonia se sitúa en la aristocracia continental dos temporada después de llegar por última ocasión a los cuartos de final de la competición.

El conjunto vitoriano fue un equipo asiduo de esta fase del torneo entre los años 2004 y 2011 cuando disputó de manera consecutiva y durante siete temporadas los cuartos de final en Euroliga. En esas siete ocasiones logró durante cuatro años seguidos el billete para disputar la Final Four, donde estuvo de manera consecutiva entre los años 2005 y 2008.

Caja Laboral,76-Montepaschi, 64

CAJA LABORAL: Cook (5), Nocioni (13), M.Bjelica (-), Pleiss (3), Causeur (7) --cinco inicial; San Emeterio (13), Heurtel (2), Lampe (27) y N.Bjelica (6).

MONTEPASCHI SIENA: Brown (24), Eze (7), Rasic (-), Kangur (1), Moss (5) --cinco inicial; Carraretto (2), Sanikidze (7), Ress (-), Ortner (4), Janning (8) y Hackett (6).

PARCIALES: 15-11, 24-16, 18-15 y 19-22.

ARBITROS: Pukl (SLO), Ankarali (TUR) y Lopes (POR). Eliminaron a Kangur (Montepaschi) por faltas personales.

PABELLON: Fernando Buesa Arena. 13.528 espectadores.

 

El Caja Laboral se ha hecho con una de las plazas que dan acceso a los cuartos de la Euroliga, donde le espera el CSKA Moscú en el primer asalto, después de vencer con contundencia al Montepaschi Siena (76-64) en un abarrotado Buesa Arena, donde los más de 13.500 espectadores que se dieron cita fueron testigos de la gran actuación del polaco Maciej Lampe, que con 27 puntos, fue el gran artífice del triunfo de su equipo, favorecido por la victoria del Barcelona para continuar con su periplo europeo.

Los italianos eran claros candidatos para ocupar los primeros puestos del 'Top 16' pero una serie de derrotas les hizo jugarse la vida en estaagónica jornada de la Euroliga, un último partido que decidió otorgarle el premio al equipo que hace poco más de un mes parecía haberse despedido de la máxima competición.

Con el billete para cuartos en mente, el Caja Laboral puso tierra de por medio en el segundo acto, cuando los locales decidieron desplegar el juego vistoso de las últimas semanas y hundir a un Montepaschi para el que nadie preveía este final.

El Montepaschi apretó en la recta final para llegar al parcial definitivo con opciones y, con un parcial de 0-8, logró incomodar al conjunto vitoriano, salvado sobre la bocina con un triple de San Emeterio. Ya en el último cuarto, los de Tabak quisieron evitar las sorpresas de última hora y comenzaron arrollando a los italianos, impotentes ante el acierto de Lampe y compañía.

A pesar de la ventaja, Hackett y Brown, con sendos triples, volvieron a inquietar al Caja Laboral, que contemplaba la reacción del cuadro visitante sin bajar los brazos. Sin embargo, ni el empuje del Siena ni la gran actuación de Brown en el último parcial pudo con un equipo que creyó en la victoria desde el principio y que pudo acariciarla con el bocinazo final.