Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Quieren contratar a más profesores a dedo”

Centenares de docentes se concentran frente a Educación contra el nuevo baremo de interinos

Reclaman que se retire el sistema nuevo, que prima nota sobre experiencia

Manifestantes frente a la Consejería de Educación. Ampliar foto
Manifestantes frente a la Consejería de Educación.

Varios centenares de personas se han concentrado esta tarde frente a la Consejería de Educación, en la calle de Alcalá, para pedir a la consejera Lucía Figar que retire el decreto que cambia la baremación y el orden de la lista de interinos. Con los nuevos criterios, que ya han pasado por el Consejo Escolar y han recibido el voto contrario unánime de todos los sindicatos, Educación destierra la experiencia y hace que los aspirantes se jueguen todo a una carta. Si no aprueban la oposición, al menos con un cinco, salen de la lista.

Con carteles de “interino, masacrado” y camisetas de la marea verde (la protesta educativa que nació hace un curso contra el aumento de las horas lectivas en secundaria y el recorte de docentes), los participantes han querido protestar a pesar de la lluvia frente a la consejería. Hasta la fecha, no es necesario aprobar todas las partes de un examen para integrar la lista de interinos de la que se nutren a lo largo del curso para cubrir cualquier vacante que surja. Prima la antigüedad, con un peso del 46,8%, seguido de la nota del examen (36,01%) y de otros méritos (16,1%). La Consejería quiere reservar un 80% del resultado final a la nota y dejar reducida al mínimo la experiencia (15%) más otro 5% de otros méritos, entre los que se valoran, sobre todo, los diplomas de inglés.

“No vamos a dar un aval a políticas de contratación discrecional”, ha manifestado esta tarde frente a la sede de Educación Francisco Melcón, representante del sindicato Anpe. Las centrales acusan a la consejera de intentar “vaciar” las listas de interinos “para poder contratar de forma discrecional y sin oposición”, según Melcón. A principios de curso, la Consejería fichó a una treintena de docentes extranjeros sin un proceso de selección público, pese a que disponía de listas con aspirantes cualificados.

“Exigimos que se mantenga el acuerdo existente hasta ahora, que fue consensuado y equilibra experiencia y formación”, ha reclamado Héctor Adsuar, representante de interinos de CC OO. “Con este nuevo sistema, que no comparte nadie buscan contratar docentes a dedo, a través de empresas externas, y generalizar lo que hizo con los nativos”, añade. Comparan la actuación de la Consejería con una empresa que “echara a un trabajador que lleva años formándose, pasando procesos de calidad y acaba en la calle por suspender un examen”, explica el representante de Comisiones.

“Le están diciendo a profesores que ya aprobaron exámenes y se quedaron sin plaza que se la jueguen todo a una carta”, ha añadido Emilia Sánchez, coordinadora de Interinos de UGT Madrid. “Hay gente con dos y tres carreras que no podrá presentarse por enfermedad o por problemas familiares, ¿qué va a pasar con ellos? ¿Los dejamos fuera?”. La próxima convocatoria de oposiciones de Primaria será en verano, en una fecha aún por cerrar. A partir de ese examen, se reordenará la lista, según la previsión de Educación, aplicando los nuevos criterios. “No es mejor profesor el que aprueba un examen, hay aspirantes que sacan un 10 y no dominan una clase, porque eso requiere también experiencia”, ha señalado Antonio Martínez, de CSIF.

La polémica prueba de Primaria

Los concentrados han protestado además por la presentación a la opinión pública de una de las pruebas de las últimas oposiciones a maestro, celebradas en 2011. Educación incluyó un examen sorpresa de contenidos del temario que, según los datos oficiales, suspendió un 86% de los presentados.

Educación facilitó un anecdotario de la prueba que recogía faltas de ortografía de los aspirantes o definiciones erróneas de términos. Los sindicatos han reclamado a la consejera que “defienda” a los docentes y “no los deje a los pies de los caballos”. “A nosotros nos ha denigrado filtrando ese examen, pero no se cuestiona que los profesores interinos acceden a las listas por oposición mientras en los centros concertados, que también reciben fondos públicos, el docente accede a la plaza por una entrevista personal o el currículo, sin más prueba”, añade Emilia Sánchez.

Han convocado movilizaciones y huelgas a finales de abril y se volverán a concentrar frente a la consejería el día 10. “Llegaremos hasta donde haga falta, no vamos a parar hasta que el decreto se retire”, advierten.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram