Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de la alumna a la que se prohibió ir con ‘hiyab’ irá al Constitucional

Los allegados aspiran a que se reconozca la vulneración de la libertad religiosa de la chica

“Nos sentimos respaldados en nuestras actuaciones”, valora la consejera de Educación

Najwa Malha acude a su nuevo instituto en 2010, acompañada de sus padres. Ampliar foto
Najwa Malha acude a su nuevo instituto en 2010, acompañada de sus padres.

La familia de Najwa Malha quiere apurar hasta el último recurso. El padre de la estudiante a la que un instituto impidió ir a clase con velo islámico en 2010 ha asegurado que su hija está ahora “tranquila y estudiando” y que aspiran a no volver a la luz pública tras conocer el último pronunciamiento judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha avalado en una sentencia reciente la actuación del instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón. El TSJM rechaza el recurso de la familia a una sentencia previa y no entra a valorar si se vulneró la libertad religiosa de la alumna.

Por un lado señala que “resulta de aplicación el Reglamento de Régimen Interior del centro aprobado por el Consejo Escolar”, que establecía que en el interior del edificio no se podían usar gorras ni “ninguna otra prenda que cubra la cabeza”. Y, por otro, evita entrar en el fondo de la cuestión amparándose en una cuestión de forma, que las sentencias no se pueden recurrir cuando la cuantía de la sanción es menor de 30.000 euros. Una de las cinco magistradas de la sala emitió un voto particular contra esta decisión al entender que lo que persigue la familia no es subsanar un daño académico sino la protección de un derecho fundamental.

El abogado de la familia, Iván Jiménez Aybar, está preparando un recurso de amparo en el Tribunal Constitucional. “La sentencia no me disgusta en el sentido de que tengo un acceso más directo al Constitucional”, ha señalado en declaraciones a Europa Press. Su objetivo es que se reconozca “la vulneración del derecho de la libertad religiosa”.

La consejera de Educación, Lucía Figar, considera por su parte que es “muy reconfortante” el fallo del Alto tribunal. “Nos sentimos respaldados y confirmados en nuestras actuaciones”, según Figar, que valora esta sentencia establece que todos los alumnos y sus familias deben respetar las normas de los colegios e institutos “digan lo que digan”. “El instituto hizo bien en exigir el cumplimiento de esas normas”, zanjó la consejera.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram