Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña lidera el gasto en televisiones y radios autonómicas

El coste por habitante de TV-3 y Catalunya Ràdio asciende a 29,7 euros al año

Pese a la reducción anunciada en la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), TV-3 y Catalunya Ràdio serán en 2013 los medios autonómicos que más dinero recibirán de las arcas públicas. El presupuesto de la CCMA para 2013, pendiente de la redacción definitiva de las cuentas, es de 295,9 millones de para todas las empresas que la componen, 225 aportados por la Generalitat.

Se trata de una reducción del 17% respecto al año anterior que afectará especialmente a los 2.600 trabajadores del ente público con la intención equiparar su sueldo al de los funcionarios.

Solo los 292,74 millones de euros que recibirá el ente Radio Televisión Española este año, se acercan a los niveles de los que gozarán los medios catalanes. Los 225 millones de aportación pública que hará la Generalitat a TV-3 y Catalunya Ràdio queda muy por encima de lo que reciben las demás televisiones autonómicas. Sus gestores lo justifican por la necesidad de articular un modelo propio de medios.

Las comunidades históricas siguen a Cataluña en gasto, pero con números más discretos: La Junta de Andalucía aporta 138 millones para sus medios. Euskadi gasta en el conglomerado de ETB 105 millones para un presupuesto total de 121,6 millones. Detrás se sitúa Galicia, con 94 millones sufragados por la Xunta. La Comunidad Valenciana ha dejado el grupo de Canal 9 bajo mínimos, tras despedir a 843 trabajadores, y sufragar una deuda de 1.309 millones. Solo cinco canales de ese organismo continúan vivos, y la aportación del erario será este año de 87 millones de euros. Un montante similar a lo que gastará la Comunidad de Madrid, que aportará 70,98 millones de euros en una televisión que también está en pleno desmantelamiento.

La Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA) coordina la actividad de los diferentes conglomerados mediáticos de las comunidades. Antes de la crisis este organismo calculaba que cada español pagaba de media unos 30 euros al año por la televisión autonómica de su comunidad. Ahora está en 22,77 euros.

TV-3 y Catalunya Ràdio superan esa cantidad. Cada catalán paga 29,71 euros por la oferta mediática que ofrece la Generalitat. Este promedio solo lo superan las comunidades que apuestan fuerte por sus medios, pero tienen una población mucho menor. Los vascos son los que más pagan, 47,90 euros por habitante; seguidos de gallegos (33,79) y aragoneses (31,41 euros). La Comunidad de Madrid, con una población ligeramente inferior a la catalana, destina 10,92 euros por ciudadano. Los que menos pagan son los murcianos, que tras un drástico tijeretazo destinan 5,08 euros.

La CCMA es la corporación que más opciones ofrece: un canal generalista (TV-3), un segundo canal (Canal33-Club Super3) otro exclusivo de noticias (3/24) y un cuarto dedicado al deporte (Esport3). En radio, mantiene también una emisora generalista (Catalunya Ràdio), otra de noticias (Catalunya Informació) y una tercera de música clásica (Catalunya Música). La CCMA ya se vio obligada a fusionar el canal Super3 con el 33 y a postergar a Internet a la cadena radiofónica cultura, IcatFM, por los recortes. La Generalitat aprovechó la expansión que facilitó la TDT y amplió su oferta para intentar compensar el desequilibrio con las cadenas privadas que emiten en castellano. La crisis de los medios locales y la proliferación de nuevas cadenas estatales hace que el catalán pierda peso en las ondas.

La fuerte apuesta en los medios públicos tiene su recompensa en audiencia. TV-3 cerró 2012 como líder en Cataluña, por tercer año consecutivo. Obtuvo un 14,3% de cuota media de pantalla, dos décimas más que en 2011 y a tres puntos de Telecinco, la segunda cadena más vista. El liderazgo de TV-3 no se da en ninguna otra comunidad. Las otras cadenas autonómicas más vistas son Televisión de Galicia (11,5%), Aragón TV (11,3%) y Canal Sur, con un 10,1%. Catalunya Ràdio compite trimestralmente con la privada RAC1 por el liderazgo radiofónico, con una ligera ventaja para la cadena del Grupo Godó.

El año pasado TV-3 cerró su presupuesto con un déficit de 7,5 millones. Entre 2010 y 2012 los medios públicos catalanes han ajustado su presupuesto un 24%, y pese a sus 2.100 empleados, los programas más vistos son de productoras externas. Según datos de 2010 y 2011 que publicó EL PAÍS, son 108 millones al año.

El tijeretazo recaerá en la plantilla. Según Brauli Duart, presidente de la CCMA, los contenidos no se pueden recortar más sin comprometer la calidad. Por ello apuesta por reducir los salarios. También se intentará poner coto a los 217 empleados que están fuera del convenio colectivo. El objetivo es seguir siendo la referencia pública en Cataluña.