Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La congelación de los fondos del PER hará que se pierdan 52.000 jornales

Las distintas cosechas agrarias se han reducido este año entre un 6% y un 57%

Jornaleros en un olivar de Granada.
Jornaleros en un olivar de Granada.

La congelación de los fondos del antiguo PER (Plan de Empleo Rural) que, por segundo año consecutivo, ha aprobado el Gobierno de la nación va a provocar que se pierdan 52.432 jornales en toda Andalucía. Un informe elaborado por la Diputación de Sevilla advierte de la pérdida de las peonadas por los efectos de la inflación, toda vez que el IPC computable del último año es del 2,9%. Si se une con la congelación del año anterior, la pérdida de poder adquisitivo de los eventuales agrarios ha sido del 5,4% en las dos últimas campañas, un lastre al que hay que sumar los efectos de la crisis económica.

Andalucía volverá a recibir este año 147,7 millones para las obras del PER. Con ese dinero se generaron el último año 1.852.432 jornales, que posibilitaron más de 90.000 contratos en 730 municipios andaluces, principalmente en los Ayuntamientos y las Diputaciones andaluzas. Este año, teniendo en cuenta la devaluación del jornal por los efectos de la inflación (se reduce a 79,74 euros), se perderán más de 52.000 jornales.

Rodríguez Villalobos pide al Gobierno un PER especial cofinanciado por la Junta

Aunque la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, ha valorado el “esfuerzo” del Ejecutivo central por mantener los fondos en el contexto actual de ajustes presupuestarios, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, se muestra muy crítico: “El Gobierno hace la vista gorda ante la precaria situación en la que viven cientos de miles de familias en las zonas más sensibles ante la crisis, que no son otras que las rurales y más alejadas de la ciudad, porque ahí faltan peonadas en el campo y no se podrán suplir con un Plan de Fomento de Empleo Agrario (Pfoea) —el sustituto del PER— que a su vez reduce sus jornales”.

A la merma de jornales en las obras que financian las instituciones, hay que unir las peonadas que dejarán de percibir los eventuales agrarios por la caída generalizada de las producciones agrícolas durante el último año. Según el mismo informe elaborado por la Diputación hispalense, las caídas en la cosecha van desde el 57% y el 55% en leguminosas y aceite de oliva, respectivamente, a casi el 6% en los cítricos o más del 8% en la aceituna de mesa, por citar algunas de las que mayor empleo generan en el campo.

Empleo agrario

  • El presupuesto de 2013 es de 147,7 millones de euros, la misma cantidad que en 2012.
  • Con la actualización del IPC, la partida alcanza para 1,8 millones de jornadas, 52.432 menos que el pasado año.
  • Estos jornales generaron en 2012 unos 90.000 contratos en 730 municipios andaluces.
  • las caídas en la cosecha en la última campaña alcanzan el 57% en leguminosas y el 55% en aceite de oliva.
  • Todos los sectores implicados demandan un plan de empleo extraordinario para este año.

Estos datos llevan a los sindicatos y a las entidades locales a pedir al Gobierno un plan de empleo extraordinario para este año 2013.

“Si tenemos inundaciones, nevadas, antes sequía y un sinfín de contratiempos que se traducen en merma del empleo en el campo, y a eso unimos 52.432 jornales menos en el Pfoea para Andalucía, el resultado es que se agrava la situación de muchas familias que subsisten con la garantía de rentas que supone el subsidio agrario”, subraya el presidente de la Diputación de Sevilla, que es la provincia que recibe más fondos estatales para el empleo agrario.

Rodríguez Villalobos emplaza al Gobierno a considerar el ofrecimiento de la Junta para financiar un plan de empleo rural extraordinario dada la situación del campo andaluz, tras los últimos episodios meteorológicos. E incluso añade que esta iniciativa, de salir adelante, contaría con el apoyo financiero de la institución provincial en su parte proporcional. “Sólo falta que el Gobierno central se involucre”, exclama.

Al igual que los sindicatos, Rodríguez Villalobos también considera insuficiente la medida del Ministerio de Empleo de reducir de 35 a 20 las peonadas como requisito para acceder al subsidio agrario, y plantea la exoneración total de los jornales. Además, el presidente de la Corporación provincial hispalense, miembro de la comisión regional de reparto de los fondos del Pfoea, pone el acento en la necesidad de priorizar las obras que acometan mejora de las infraestructuras agrarias castigadas por riadas y nevadas.

Villalobos valora que en esta ocasión, a diferencia de años anteriores, los plazos para el reparto de los fondos agrarios son los adecuados. Ahora bien, reclama que se recupere la coordinación regional de los programas INEM-Junta, adscritos al Pfoea, “porque ello garantizará su dotación presupuestaria en todas las provincias y mejorará su ejecución, ya que son unas partidas que necesitan del consenso de todos desde una visión a nivel de comunidad autónoma”.