Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de Urdangarin para urbanizar L’Albufera

El diputado de EU Ignacio Blanco envía al juez el proyecto de un puerto para una 'Valencia Olímpica'

Viviendas en el canal, en una simulación del proyecto.
Viviendas en el canal, en una simulación del proyecto.

El diputado de Esquerra Unida Ignacio Blanco manifestó este miércoles en las Cortes Valencianas que había remitido al juez José Castro el proyecto Valencia Olímpica, un puerto para la Albufera, presentado en 2006 a la empresa pública Vaersa por parte del Instituto Nóos y de la Fundación Metrópoli. El plan suponía "una absoluta barbaridad" para un espacio protegido como L'Albufera, según el diputado. EL PAÍS pone a disposición de sus lectores en un documento PDF el power-point de presentación del proyecto, que no llegó a ponerse en marcha.

Blanco anunció su determinación tras conocer la declaración ante el juez del diputado y exconsejero del PP en la Generalitat Esteban González Pons del pasado martes. Entre otras cuestiones relativas a la contratación del duque para la celebración del Valencia Summit, Pons informó de que Urdangarin también le presentó el proyecto de construir un puerto olímpico en L’Albufera en el parque natural, para lo que hubiera sido necesario una planificación urbanística excepcional. Pons identificó como promotor de la operación y acompañante del yerno del Rey a Enrique Bañuelos, que participaba a través de la Fundación Metrópolis. El conocido empresario saguntino fue el fundador de Astroc y amasó una importante fortuna gracias sobre todo a operaciones especulativas del suelo durante la burbuja inmobiliaria. Tras la eclosión de la crisis y la explosión de la burbuja, se marchó a Brasil para continuar con sus negocios inmobiliarios, diversificando su actividad. 

"Afortunadamente la candidatura olímpica de Madrid 2016 no cuajó", ya que en ella se pretendía incluir este proyecto, "y ahora se está formulando la de 2020, con la propuesta de que Valencia sea subsede olímpica", apuntó Blanco. "Estamos en contra porque entendemos que en estos momentos de crisis es absolutamente insoportable el gasto con el que se lograría esto", además de favorecer la proliferación de "redes corruptas que intenten vender este tipo de proyectos", añadió.

Más información