Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red que usaba el vudú para prostituir a nigerianas

La policía ha detenido a 18 personas, entre ellas cuatro españoles

Entre los ritos, las víctimas eran obligadas a comerse un corazón crudo de gallina

La Policía Nacional ha desarticulado una red criminal que explotaba sexualmente a mujeres nigerianas en el polígono industrial Guadalhorce de Málaga. La operación se ha saldado, de momento, con 18 personas detenidas. Las víctimas eran engañadas en su país para venir a España donde se les prometía una “vida mejor” a cambio de pagar, en algunos casos, hasta 60.000 euros. Antes de emprender el viaje eran sometidas a prácticas de brujería. Se trataba de unos ritos de vudú que, en determinadas ocasiones, consistían en que la mujer debía comerse el corazón crudo de una gallina como símbolo de fidelidad hacia la organización y compromiso de saldar su deuda.

Las investigaciones se iniciaron hace seis meses después de que los agentes detectaran en Málaga una elevada presencia de mujeres procedentes de Nigeria ejerciendo la prostitución en la calle. Las pesquisas llevaron hasta las viviendas en las que los responsables de la banda las mantenían ocultas. Éstas debían hacer frente a la supuesta deuda contraída con los miembros de la red que se habían aprovechado de la situación de extrema pobreza en la que se encontraban las víctimas en su país.

Se han registrado cinco viviendas donde se han intervenido dinero, estupefacientes y documentación falsa 

La red se ocupaba de todo. Captaban a las mujeres en Nigeria y las trasladaban a España. Una vez aquí, eran instaladas en varios pisos y obligadas a prostituirse. Era entonces cuando los integrantes de la organización amenazaban a las víctimas con que debían trabajar de ese modo para abonar los gastos del vuelo y su estancia en Málaga. Los ritos a los que habían sido sometidas les provocaba tanto miedo que las mujeres estaban completamente doblegadas a la voluntad de los responsables de la banda. Pensaban que si no cumplían con lo acordado se podían volver locas e incluso morir.

La actuación policial suma, hasta ahora, un total de 18 personas arrestadas: cuatro ciudadanos españoles y 14 nigerianos. Los investigadores han registrado cinco viviendas situadas en diferentes puntos de Málaga y donde se han intervenido dinero en efectivo, sustancias estupefacientes en pequeñas dosis preparadas para su venta, documentación falsa —que está siendo analizada por los agentes—, así como anotaciones sobre los pagos que iban realizando las mujeres. Todas tenían deudas que, en ningún caso, estaban por debajo de los 40.000 euros.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en las próximas semanas. Los arrestados han pasado a disposición judicial y las mujeres serán, en breve, repatriadas a su país. La Subdelegación del Gobierno en Málaga ha iniciado los trámites administrativos para devolver a las víctimas a Nigeria una vez que se complete la investigación y concluyan los interrogatorios.