Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad invertirá 20 millones en la prevención de riesgos laborales

Los accidentes mortales en la región durante la jornada laboral fueron 73 en 2012 frente a los 94 del año anterior

La Comunidad de Madrid, los sindicatos mayoritarios y la patronal firmaron ayer el IV Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales (2013-2016), al que se destinarán en este ejercicio 20 millones de euros. El presidente regional, Ignacio González, los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras en Madrid, José Ricardo Martínez y Jaime Cedrún, respectivamente, y el presidente de la CEIM, Arturo Fernández, escenificaron el acuerdo en un acto que alargó dos horas. “Si queremos ser una comunidad avanzada, que lidere en economía, cultura y turismo, hay que liderar en la calidad del empleo, y la seguridad en el desempeño de los trabajos es prioridad”, expresó González.

La reunión también sirvió para constituir una mesa de trabajo en el seno del Consejo de Madrid que las distintas partes valoraron como “un gesto significativo para la recuperación del diálogo social”. “El Consejo de Madrid ha valorado la necesidad de impulsar políticas de empleo eficaces, orientadas a impulsar la contratación de los trabajadores desempleados y la formación de estos y de los trabajadores ocupados”, es la línea principal a seguir de la institución. En la región hay registrados más de 600.000 parados.

Madrid cerró el pasado año con una siniestralidad por debajo de la media nacional, registrando el menor número de accidentes graves, un 60% por debajo de la media española, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El índice de accidentes mortales fue a su vez un 30% menor al de la media española. Según datos del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, los accidentes laborales en la región en 2012 descendieron un 17% (77.366 por los 93.284 de 2011). A su vez, los accidentes en jornada laboral cayeron un 19% (64.196 por 79.205), y los accidentes in itínere bajaron un 6,46% (13.170 por 14.079). Los accidentes mortales fueron 73 —55 en jornada laboral y 18 in itínere—, por los 94 en 2011, un 22% menos.

“Todavía hay un porcentaje importante de empresas que no reúnen las garantías suficientes para garantizar la salud de los trabajadores”, señalo Martínez. “Aunque los accidentes laborales han caído en general y con una tendencia de reducción sistemática, hay que seguir profundizando en la prevención de los colectivos más vulnerables, como mujeres, jóvenes e inmigrantes”, abundó su colega de Comisiones Obreras.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram