Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia pide al Supremo que anule todo el decreto del gallego

Ferrín mantiene la incógnita de si presentará su renuncia como presidente de la Academia

 El presidente de la RAG Xosé Luis Méndez Ferrín durante la rueda de prensa
El presidente de la RAG Xosé Luis Méndez Ferrín durante la rueda de prensa EFE

Sin parches ni medias tintas. La Real Academia Galega (RAG) anunció ayer que el pasado día 4, al filo del plazo legal, recurrió ante el Tribunal Supremo la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que le había dado la razón –en parte- en su litigio contra el llamado decreto de “plurilingüismo” de la Xunta. La decisión del tribunal gallego anulaba los aspectos más polémicos, como que los padres decidiesen la lengua de escolarización de sus hijos, o que estos usasen el idioma que quisiesen en clase. La RAG decidió recurrir después de que la Xunta presentase en diciembre el escrito de preparación de casación, que ratificó días después. Con todo, la administración gallega todavía no ha presentado el recurso, y tiene de plazo hasta el próximo día 15 para hacerlo.

Acompañado de los otros cuatro miembros con los que conforma la comisión ejecutiva, el presidente de la Academia, Xosé Luís Méndez Ferrín, señaló que el recurso de casación se basa en que la Xunta de Galicia impidió a la RAG que cumpliese con el mandato legal de participar en la elaboración del decreto, “lo que nos obligó a actuar en defensa del idioma, que es la razón de ser de esta casa, y de la cultura de Galicia. Hay gente que se escandalizaría si se tirase el Pórtico de la Gloria, pues el gallego es más valioso”, enfatizó el escritor. La otra base del recurso es que, mientras la situación de la lengua propia de Galicia sea de inferioridad, “la Xunta y los poderes públicos tienen que promover su normalización. Y este es el primer decreto que da un paso atrás y rompe el consenso de todos los partidos”, señaló el presidente de la RAG. “Queremos volver al diálogo y a aquel consenso. La RAG y la Xunta tienen unas excelentes relaciones excepto en este punto”.

El pleno de mañana, en el que Ferrín presentará su doble dimisión como académico y como presidente no fue, sin embargo, motivo de respuesta. “Los órdenes del día son secretos y cando se filtran las cosas es que hay deslealtades y nos metemos en las cloacas”, justificó su silencio el interpelado. “Como en el Vaticano o la Catedral de Santiago”, apostilló el secretario, Xosé Luís Axeitos. A pesar de las fintas verbales en varios idiomas que ha prodigado estos días para evitar pronunciarse rotundamente, todo apunta a que al final Méndez Ferrín consumará su abandono voluntario de la institución, según académicos próximos. Y pese a que, previsiblemente todos los miembros de la RAG o la mayoría apoyarán en el pleno que, al menos, agote su mandato. Como muchos otros, Manuel Rivas se resiste a creerlo e intentará evitarlo. “Si en el pleno se aprueban las cuentas y se aclaran y se regulan las contrataciones, que eran los puntos polémicos, lo que hay que hacer es centrarse en la ilustración, defensa y promoción del idioma” [artículo 1 de los estatutos de la RAG].

Más información