Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá apela al fiscal general para evitar especulaciones sobre Nóos

Torres-Dulce afirma que no le ha sido planteada la imputación de la alcaldesa ni Francisco Camps

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, exhibe el teletipo con las declaraciones de Torres-Dulce sobre Nóos.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, exhibe el teletipo con las declaraciones de Torres-Dulce sobre Nóos.

“El único que ha hablado, con nombre y apellidos, es el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que ha dicho que nadie le ha planteado la imputación del señor Camps y la señora Barberá”, declaró este viernes la alcaldesa de Valencia, saliendo al paso de informaciones que la sitúan al borde de la imputación por el caso Nóos.

La regidora habló de la polémica antes incluso de que le preguntaran los periodistas. “No hay nada nuevo al respecto”, dijo. “La justicia se manifiesta con resoluciones razonadas a través de autos, sentencias o providencias. Y aquí”, añadió, “no se ha producido nada de todo eso”, zanjó la regidora, que atribuyó las informaciones publicadas a “meras especulaciones o deseos mal disimulados”.

En opinión de Barberá, el fiscal general “desautorizó todas las especulaciones que han trascendido”. Poco antes, Torres-Dulce decía exactamente esto: “Que yo tenga noticia, todavía no se ha planteado esa posibilidad, cuando se plantee bien por el juez instructor del caso o alguna de las partes, los fiscales adscritos a ese caso me lo comunicaran, y yo tomaré la decisión correspondiente. Pero hasta este momento no se me ha planteado de modo alguno algún tipo de decisión en este sentido”, manifestó el fiscal general sobre la posible imputación de Barberá y Camps.

De esta forma, Torres Dulce se refirió a las informaciones sobre que la Fiscalía Anticorrupción ha apreciado indicios de un posible delito de prevaricación en los dos políticos valencianos en relación con los contratos firmados por el Instituto Nóos entre 2004 y 2006, por los que la fundación dirigida por Iñaki Urdangarin y Diego Torres recibió de las Administraciones valencianas cerca de cuatro millones de euros.

La fiscalía quiere que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana investigue los contratos firmados por la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia con Nóos por tres ediciones de la Valencia Summit y unos Juegos Europeos que nunca se celebraron.