Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ariztondo pospone la fusión de las orquestas “hasta que lo pida la sociedad”

La diputada de Cultura recibe en las Juntas Generales las críticas de la oposición por la forma en la que José Luis Bilbao propuso la unión

La diputada Josune Ariztondo, en su comparecencia ante la comisión de Cultura de las Juntas Generales de Bizkaia.
La diputada Josune Ariztondo, en su comparecencia ante la comisión de Cultura de las Juntas Generales de Bizkaia.

El diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, habló sobre la posibilidad de fusionar las dos orquestas del País Vasco, la Sinfónica de Bilbao (BOS) y la de Euskadi (OSE), y desató tal aluvión de críticas que se vio obligado a retirar la  propuesta en 10 días. Ayer los grupos de la oposición en las Juntas Generales de Bizkaia coincidieron al criticar la forma en la que Bilbao abrió el debate, pero no cerraron las puertas a abordar la optimización de los recursos que se destinan al mantenimiento de las orquestas, que entre las dos superan los 17.600.000 euros de presupuesto anual. La diputada de Cultura de Bizkaia, Josune Ariztondo, ha dado por postergado el tema "hasta que la sociedad vasca pida que hagamos la reflexión". 

Ante la Comisión de Cultura de las Juntas Generales, Ariztondo justificó el parón del "pequeño paso adelante" que dio Bilbao al término de la reunión institucional con el lehendakari Iñigo Urkullu el pasado 28 de enero, en que la sociedad ha ido "por detrás de la iniciativa política. Ariztondo defendió que Bilbao solo pretendía "estudiar si la fusión era viable y asumible" con el objetivo de conseguir una orquesta de mayor calidad, "puntera en Europa", dijo. "Sin prisas, no obsesionados por el calendario", ha añadido.

"Quizá no medimos bien los tiempos y el inicio del debate", ha reconocido la diputada. Ariztondo ha señalado que habrá que abordar en el futuro la fusión de las dos orquestas del País Vasco. "Es un debate que más o menos soterrado esta ahí desde 1982 [la fecha de fundación de la OSE] y no lo podemos evitar. En algún momento habrá que afrontarlo", ha concluido.

Quizá no medimos bien los tiempos y el inicio del debate"

La diputada ha recordado que ambas orquestas cuentan con una plantilla de 101 personas. La OSE, con sede en San Sebastián, dispuso el pasado año de cerca de 9.138.000 euros, casi 600.000 euros más que la BOS. También tuvo la OSE una mayor actividad: ofreció un total de 137 conciertos, la mitad en Gipuzkoa, frente a los 109 de la BOS, con más presencia en Bizkaia.

El Partido Popular ha reclamado un procedimiento "más meditado", con mano izquierda" y "serenidad" para evitar "reacciones viscerales", ha señalado el juntero Arturo Aldecoa. La propuesta de Bilbao generó fuertes críticas, especialmente en Gipuzkoa ante la posibilidad de que la fusión supusiera la pérdida de la sede de la BOS en San Sebastián. 

El socialista Iñaki Egaña ha calificado de desastrosa la puesta en escena de la propuesta sobre la fusión, que ha considerado una muestra de "incontinencia verbal" del diputado general de Bizkaia. Admitiendo que la idea merece ser estudiada, Egaña ha incidido en la inoportunidad de hacerla pública en el marco de la primera reunión oficial entre Bilbao y el lehendakari. "Pareció más una ocurrencia que una idea bien planteada", ha dicho.

Irune Soto, de Bildu, ha subrayado la falta de habilidad para conducir el inicio del debate sobre la fusión de las orquestas y ha exigido que desde las instituciones se eviten las declaraciones que lleven a confrontaciones entre los territorios.

Para la portavoz del PNV, Lorea Bilbao, las criticas a la idea el diputado general han adolecido de falta de voluntad para llegar a fondo de la cuestión. "No han valorado la propuesta", ha destacado.

Los plazos del Guggenheim

El plazo de vigencia del convenio de gestión del Museo Guggenheim Bilbao también dejó ayer a la diputada de Cultura de Bizkaia, Josune Ariztondo, en solitario frente a los partidos de la oposición. Ariztondo suscribió unas palabras del diputado general, José Luis Bilbao, es las que se mostraba favorable a alcanzar un convenio de gestión del Guggenheim de carácter definitivo, sin limite de tiempo.  PP, PSE-EE y Bildu entienden, en cambio, que es preferible un convenio revisable. El socialista Iñaki Egaña precisó que sería más razonable una validez de 20 años.

La duración del convenio de gestión del Guggenheim ha llegado a la Comisión de Cultura por una pregunta del PP, antes de cualquier otro asunto que el acuerdo deberá regular. El actual convenio vence en diciembre de 2014, después de 20 años de vigencia.

"Hay tiempo para negociar", señaló Ariztondo. La diputada de Cultura ha defendido un acuerdo con la Fundación Solomon R. Guggenheim basado en el consenso con el Gobierno vasco, sin objeciones a que sea de carácter indefinido, siempre que se salvaguarde la posibilidad de denunciarlo si una de las partes considera que se incumplen sus términos.