Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un reencuentro inesperado

La obra 'Antes te gustaba la lluvia', de Miguel Ángel Solá, cuenta la historia de una pareja que vuelve a verse 12 años después de la muerte de su hijo

Los actores Sergio Otegui y Blanca Oteyza, en un momento de la obra. Ampliar foto
Los actores Sergio Otegui y Blanca Oteyza, en un momento de la obra.

Un hombre y una mujer se reencuentran tras 12 años sin verse. Lo hacen en la sala de un tanatorio, cerca del cementerio donde descansa su hijo, cuyos restos deben ser exhumados por un vertido tóxico. Él, abandonó el hogar sin mediar palabra. Ella, aún no ha podido superar ambas pérdidas. En este difícil contexto arranca Antes te gustaba la lluvia, obra dirigida por Miguel Ángel Solá y que, desde este jueves y hasta el domingo, se subirá al escenario del Teatro Lope de Vega de Sevilla. “Es la historia de una pareja que perdió a su hijo, que después se perdieron a sí mismos y que, por último, se perdieron el uno al otro”, define el actor Sergio Otegui, que comparte cartel con Blanca Oteyza.

La obra supone el debut como director de Miguel Ángel Solá

La obra de la dramaturga holandesa Lot Vekemans se aleja del melodrama —aunque su punto de partida parezca abocarlo a ello— y se centra en un combate dialéctico y afectivo entre quién todavía necesita explicaciones y quién, tras muchos años, ha conseguido entenderlo. Los dos personajes reflejan dos maneras de afrontar la vida. Mientras ella ha ido acumulando razones para no moverse de su sitio, él afronta un nuevo camino.

“En la obra se enfrentan el miedo masculino de verse abrumado por emociones que escapan a su manejo, y la osadía femenina de bucear en el dolor hasta profundidades de las que ya es casi imposible emerger sin convertirse en animal de otro elemento”, explica su director. “Es la eterna lucha entre el miedo y el amor, tan difusas sus fronteras, tan desdichadas sus víctimas”, agrega.

Antes te gustaba la lluvia supone el debut como director de Solá, quien confiesa que nunca ambicionó este cargo. “Mi alegría me la ha proporcionado siempre el actuar pero tras varios accidentes con secuelas me dije: ‘esto parece una constante y antes de que pueda conmigo tendría que iniciar otro camino para ganarme la vida y no lejos del teatro”, afirma Solá.