ENTREVISTA ALBERTO SURIO | Director general saliente de EiTB

“Nuestra gestión no ha sido una anécdota, ni tampoco un paréntesis”

"Ha habido cierta utilización de EiTB para la batalla política", lamenta

Alberto Surio, posa en la sede de EiTB de Miramón, tras finalizar la entrevista.
Alberto Surio, posa en la sede de EiTB de Miramón, tras finalizar la entrevista.JAVIER HERNÁNDEZ

Alberto Surio (San Sebastián, 1963) responde con cautela, quizás demasiada, a cada una de las preguntas. El director general de EiTB se despide —el Parlamento aprueba hoy el nombramiento de su sucesora, Maite Iturbe—, tras casi cuatro años de mandato marcados, sobre todo los primeros, por un estrecho seguimiento político y mediático de los nacionalistas a su gestión. El periodista regresa a El Diario Vasco a hacer aquello que añora: escribir.

Pregunta. ¿Recuerda el momento en el que le propusieron dirigir EiTB?

Respuesta. Sí, fue una llamada directa del lehendakari Patxi López.

P. ¿Cuánto tardó en tomar una decisión?

R. La llamada confirmó lo que era una expectativa. Ya había madurado la decisión de aceptar el reto y no dudé en decir que sí.

P. ¿Cuántas veces se ha arrepentido?

R. Ha sido una experiencia muy intensa con momentos duros y buenos. No diría que me he arrepentido, para nada. El balance, por supuesto, es positivo.

P. Entonces se dijo que por primera vez un periodista independiente iba a dirigir EiTB.

R. Ese fue, digamos, un activo que se entendía que contribuía a abrir una nueva etapa en el seno de EiTB y, desde luego, ha sido la apuesta del equipo que he dirigido: afianzar EiTB como un servicio público, profesional y plural.

P. No tardaron las críticas que le acusaban de lo contrario.

R. EiTB se convirtió en una parte de la legislatura anterior en un escaparate de la tensión política. Fruto de ese contexto creo que hubo una cierta sobreactuación política.

P. ¿Ha maltratado la política a EiTB, la ha manoseado?

R. [Largo silencio]. Ha habido cierta utilización de EiTB para la batalla política. Y eso ha sido negativo, no tanto para la dirección. Cuando asumimos la responsabilidad sabíamos que podíamos estar expuestos a la crítica. Creo que fundamentalmente se ha hecho daño a la gente que trabaja aquí. Me parece más adecuada la palabra utilización que maltrato.

P. Y el equipo de dirección, ¿cómo lo ha vivido?

“EiTB se convirtió parte de la legislatura en un escaparate de la tensión política"

R. Nos hemos dejado la piel en esta casa. Ha habido un pressing de trabajo duro y exigente, y a veces da la sensación de que ha habido demasiados prejuicios por parte de algunos con respecto a nuestro trabajo. Los datos están ahí: la recuperación de la audiencia en televisión y la consolidación de la radio. Los resultados avalan cuál ha sido nuestro trabajo y labor. También ha podido haber errores, no digo que no; esto no es un juicio autocomplaciente.

P. ¿Qué errores destacaría?

R. El hecho de que se puso la lupa sobre cualquier cosa que hacíamos nos restó margen de maniobra a la hora de profundizar el diálogo interno con los trabajadores de la casa. Uno de mis objetivos fundamentales ha sido aumentar el nivel participativo de la gente, pero quizás en una primera fase estuvimos demasiado atrincherados, enrocados.

P. ¿Cómo se ha fomentado esa participación?

R. Estoy muy orgulloso de la aprobación del Estatuto de la Redacción. Da a los periodistas y profesionales de la información una serie de derechos y obligaciones que no entiendo por qué no los tenían en esta casa. Aunque solo sea por eso, me voy muy satisfecho. También por la puesta en marcha de los trabajos del Libro de Estilo.

P. Su gestión también despertó una serie de reproches de la plantilla. ¿Ha podido ganarse la confianza de los trabajadores?

R. Es verdad; hubo desencuentros, algunos fueron duros y tal. Pero creo sinceramente que ha habido diálogo. La aprobación de ese estatuto otorga a la redacción unas reglas e instrumentos para canalizar estas diferencias y desencuentros. Una de las claves de esta casa es saber administrar la complejidad, y la complejidad muchas veces son los intereses.

P. ¿Se ha hablado demasiado del mapa del tiempo y del discurso del Rey y no se ha abordado un problema que va a tocar de lleno a EiTB esta legislatura, como es la crisis?

R. Ha habido un exceso de prejuicio y de simbolismo. Es verdad que el debate sobre lo sostenible y el futuro modelo de EiTB va a estar abierto en canal sobre la mesa, pero lo tienen que afrontar los futuros rectores de la casa.

P. Como periodista, ¿qué ha echado en falta en estos años?

“El debate sobre el futuro modelo va a estar abierto en canal sobre la mesa”

R. Escribir. Me gusta mucho escribir y ahora estoy encantado de volver a escribir.

P. ¿Qué le hubiera gustado escribir?

R. He escrito durante 20 años de terrorismo. Lógicamente, hacer un seguimiento sobre el final del terrorismo era la asignatura pendiente y afortunadamente se ha conseguido.

P. Seis meses antes de que entrara en el ente ETA atentaba contra la sede de Bilbao.

R. Ha sido un cambio… El panorama, lógicamente y afortunadamente, ha cambiado. La labor que se está haciendo de trabajo de los derechos humanos sigue siendo importante y los medios públicos también están para eso.

P. Su declaración de intenciones, además de la apuesta por un servicio de calidad, recogía el impulso de valores democráticos, la paz, la convivencia, el pluralismo... ¿Lo ha conseguido?

R. Se han dado pasos importantes y el tiempo demostrará que la apuesta que se hizo en esta casa por la profesionalidad no ha sido una anécdota. Nuestra gestión no ha sido una anécdota, ni tampoco ha sido un paréntesis.

P. ¿Qué se han dejado en el tintero?

R. Potenciar ETB-1. Me hubiera gustado que se hubiera profundizado en la modernización de contenidos. Nos debemos acordar de que ETB nació para la defensa del euskera, y el futuro de EiTB es el futuro del euskera.

P. Además de los enfrentamientos con algunos sectores políticos y de la plantilla, también recibieron críticas de determinados medios de comunicación. ¿Como periodista, cómo lo ha vivido?

R. Sobre este tema prefiero guardar mis sentimientos y mis opiniones, porque voy a volver a ejercer el periodismo y siempre he sido muy respetuoso con el trabajo de los medios de comunicación. Prefiero mirar al futuro.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50