Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La corrupción y la historia, temas de las novelas finalistas del Azorín

Diez originales compiten por este premio de 68.000 euros de Planeta y la Diputación

El diputado y el responsable de Planeta presentando las obras finalistas del premio Azorín.
El diputado y el responsable de Planeta presentando las obras finalistas del premio Azorín.

La recreación literaria de la vida y sentimientos de una examante de Picasso, un relato sobre la desaparición de una mujer y la labor de una inspectora, y el descubrimiento en un municipio de Alicante de un caso corrupción urbanística, son los argumentos de tres de las diez novelas finalistas que aspiran al Premio Azorín 2013, dotado con 68.000 euros, y que este próximo jueves se entregará en Alicante.

Las obras que se disputarán el galardón, que alcanza su 37 edición, han sido presentadas este martes en rueda de prensa por el diputado de Cultura, Juan Bautista Roselló, y por el director de Comunicación del Area de Relaciones Externas de Grupo Planeta, Carlos Creuheras, quienes han detallado que este año se han presentado al certamen un total de 97 escritos, dos menos que en 2012. El original presentado bajo el nombre Cuando la batalla esté perdida y ganada' relata cómo en un municipio de Alicante aflora un caso de prevaricación y cohecho que lleva a la detención de un concejal de Urbanismo, chivo expiatorio de una trama de corrupción mucho mayor.

Las finalistas son Hormigas en Sincairén, de Andrés Botella,Soria, procedente de Alicante; Alla prima, de Queta García (Barcelona); La salvaje inocencia, firmada bajo el seudónimo Gloria Julián Cécil, cuya procedencia no ha sido especificada; La orilla perdida, de Julián Saudí Viejo (Toledo); y La luz pasajera, presentada bajo el seudónimo Desmond Angell (Villena, Alicante).

Además, competirán por el premio El otro lado del lienzo, remitida con el seudónimo At last! (Guadalajara); El laberinto de la mente, también presentada con el seudónimo Ángel Robles (Sevilla); El tiempo del magnesio, firmada con el seudónimo Jane Wellesley (Jaén); Consejos y dudas (sobre antropología) para el uso de viajeros y residentes en tierras salvajes, elaborada, igualmente, bajo el seudónimo Claude Lévi-Stauss (Las Palmas), y Cuando la batalla esté perdida y ganada, del autor José María Velasco Lázaro, remitida desde Madrid.

Argumentos finalistas

En cuanto a sus argumentos, Hormigas en Sincairén se ambienta en un pueblo abandonado tras la Segunda Guerra Mundial, que cobra vida a través de las páginas de una novela cuya autora es descendiente de uno de sus últimos habitantes. Por su parte, en Alla prima, de género policíaco, entran en juego una mujer desaparecida, una sagaz inspectora, un pintor trasnochado, su maestro y unos pinceles mágicos.

La salvaje inocencia recrea, mediante una joven escritora, la vida y los sentimientos de una  examante de Picasso tras su ruptura sentimental en el París de 1930; mientras que La orilla perdida traslada al lector hasta el Tánger de 1955, donde un abanico de entrañables personajes se dan cita en una ciudad tan ansiosa como ellos de libertad y de una vida nueva.

Junto a ellas, la obra La luz pasajera presenta a un protagonista acechado por un pasado asfixiante que decide escribir sobre los hechos acaecidos en su pueblo veinte años atrás, al tiempo que en El otro lado del lienzo  una joven pintora se somete a una sesión de hipnosis en la que consigue revivir su pasado en la Florencia del siglo XIX como el gran amor de Alessandro Boticelli.

La también finalista El laberinto de la mente gira sobre el poder de la mente y las enfermedades psiquiátricas más habituales, vistas a través de los ojos de los profesionales que las tratan; y El tiempo del magnesio presenta a una joven fotógrafa que, junto a Lincoln, convierte sus fotos en instrumento de denuncia a favor de las libertades sociales y la dignidad humana, sin atender a razones de raza o sexo.

Por último, Consejos y dudas (sobre antropología) para el uso de viajeros y residentes en tierras salvajes plantea las verdades y mentiras de un aristócrata con pretensiones antropológicas envuelto en la magia y el simbolismo de Sierra Leona, durante la dominación británica del siglo XIX.

Al certamen de este año se han presentado 97 obras, de las que 71 proceden de España, una de un país de Europa que no se ha especificado, 10 de América del Norte, seis de América del Sur, y otra más de América Central, al tiempo que otras ocho no han indicado su origen.

El diputado, que actuará como presidente del jurado que elija al escrito ganador, ha resaltado el "buen" nivel de los aspirantes, su "calidad", que ha calificado de "muy alta", y la "gran variedad" de las temáticas elegidas por los autores. Además de Roselló, el jurado lo forman los escritores Juan Eslava Galán, Nativel Preciado, Lola Beccaria y José Ferrándiz Lozano, que estarán acompañados por el catedrático de Lengua Literaria y crítico Manuel Cifo González; la directora adjunta de Editorial Planeta, Marcela Serras Gell, y la jefa de Servicio del Departamento de Cultura de la Diputación alicantina, María José Argudo Poyatos, que actuará como secretaria sin voto.

 

Más información