Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat considera “histórica” la decisión del PSC

Homs evita "hurgar en la herida" por el plante de Chacón a Pere Navarro

La decisión del Partit dels Socialistes de Catalunya de desmarcarse del PSOE y votar a favor del derecho a decidir en el Congreso de los Diputados ha dado un balón de oxígeno al plan soberanista del Gobierno catalán. El portavoz de la Generaliat y consejero de Presidencia, Francesc Homs, ha valorado hoy como "una decisión histórica" la apuesta del PSC y ha restado trascendencia a que la jefa de filas de los socialistas catalanes en el Parlamento, Carme Chacón, se haya desmarcado de la decisión de su partido.

Para la Generalitat de Cataluña el paso adelante del PSC significa sumar apoyos a la primera fase de su proyecto soberanista, que es intentar forzar una negociación con el Gobierno central para que los catalanes puedan decidir su relación con el resto de España en un referéndum de autodeterminación. "Como gobierno no podemos hacer más que celebrar esta decisión", ha dicho Homs, recordando que los socialistas han apostado por una vía "que suma".

En opinión de Homs, la decisión de los socialistas "es una apuesta histórica en su conjunto y lo que una diputada concreta pueda votar no es primordial", ha dicho en referencia a la negativa de Carme Chacón de seguir las directrices de su partido, el PSC. "No vamos a hurgar en la herida", ha reiterado Homs.

El portavoz del Gobierno catalán también ha aprovechado su conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo para volver a pedir una flexibilización del objetivo de déficit para este año, fijado en el 0,7%. La Generalitat no ha presentado todavía sus Presupuestos con la intención de ganar tiempo e intentar que el Gobierno autorice un déficit superior. De hecho, Homs ha asegurado que la Generalitat "no se considera capaz" de hacer unas cuentas con este déficit. Eso sí, ha dado a entender que no prevé ni por asomo un desacato de la ley de Estabilidad, pues eso podría implicar que la Generalitat no accediera al dinero del Fondo de Liquidez Autonómica. "Estamos atados de pies y manos", ha admitido Homs.