Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aspirantes a un selecto club

La Catedral de Jaén es la única propuesta andaluza para 2013

La Catedral de Jaén.
La Catedral de Jaén.

Muchas son las instituciones que, en un brindis al sol, expresan su deseo de entrar en el selecto club de la Unesco, pero el camino es arduo y la mayoría no da más que los primeros pasos.

Para que un bien sea declarado Patrimonio Mundial o Cultural Inmaterial, la institución o propietario que lo pretenda debe realizar un documento técnico que justifique la singularidad y las aportaciones que ese bien añadiría a la lista ya existente. “La Administración autonómica no hace ese documento, sino que ayudamos y apoyamos a los aspirantes. Después, esa propuesta llega al Consejo del Patrimonio Histórico Español que, cada año, decide cuál de las candidaturas presentará España”, explica Juan Manuel Becerra, jefe del Servicio de Protección del Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura.

Alpujarra, dólmenes de Antequera y La Rábida trabajan en su documentación

El único interlocutor válido con la organización internacional es el Estado español y corresponde al Ministerio de Cultura presentar cada año un candidato por cada categoría.

Una de las propuestas del pasado 1 de febrero es la Catedral de Jaén, como una extensión del expediente aprobado en 2003 de la declaración de Úbeda y Baeza, cuyo expediente técnico resalta la contribución específica de la catedral jiennense a la arquitectura de Latinoamérica, gracias a la gran influencia ejercida por su arquitecto, Andrés de Vandelvira.

En cuanto al Patrimonio Cultural Inmaterial, categoría a la que ya pertenece el flamenco, existen tres modalidades a las que España puede optar con una candidatura, pero no se decidirán hasta el verano.

Entre los aspirantes andaluces a ser Patrimonio Mundial para los próximos años y que tienen los deberes más avanzados se encuentran el Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera, una necrópolis megalítica con tres de los mejores ejemplos europeos de estos monumentos funerarios, y el paisaje cultural del bandolerismo de Ronda, ambos en Málaga.

Una docena de instituciones trabajan en el expediente para que la comarca de la Alpujarra obtenga este reconocimiento.

Tiene también la documentación muy avanzada la propuesta de La Rábida (Huelva), con sus lugares vinculados al Descubrimiento de América y está dando sus primeros pasos la propuesta del Parque Minero de Riotinto, también en Huelva, para ingresar en la lista que incluye los paisajes culturales.

En cuanto al Patrimonio Cultural Inmaterial, la propuesta del toque de campanas de Utrera (Sevilla) ha completado ya su fase de documentación y está en proceso la de la Constitución de Cádiz de 1812.