Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig se compromete a impulsar un plan de reindustrialización en Flix

La Generalitat intentará “amortiguar” el ERE “traumático” de la empresa química Ercros

Un millar de vecinos protestan por la medida de la comapañía

La empresa ha presentado el expediente para despedir a 198 empleados de cuatro fábricas

A la izquierda, la planta de Ercros en Flix frente a la cual se construye la barrera de contención de los vertidos contaminados.
A la izquierda, la planta de Ercros en Flix frente a la cual se construye la barrera de contención de los vertidos contaminados.

El consejero de Empresa y Ocupación de la Generalitat, Felip Puig, se ha comprometido a impulsar un plan de reindustrialización en Flix (Ribera d'Ebre) para paliar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha formalizado este viernes la empresa química Ercros. La compañía ha presentado ante la autoridad laboral su decisión de despedir a 198 trabajadores, el 12% de la plantilla, de sus fábricas españolas tras registrar unas pérdidas de 12,13 millones de euros en 2012. La planta más afectada por el ERE es la de Flix, donde Ercros planea despedir a 156 empleados de los 207 que operan en la fábrica, el 75% de la plantilla.

Puig ha calificado de “golpe duro” los despidos de Ercros y ha anunciado en un acto en Vila-seca (Tarragonès) que la Generalitat mediará entre la empresa y los trabajadores. “Haremos todos los esfuerzos para que el acuerdo laboral sea lo más equilibrado posible, analizaremos la situación en que queda la factoría y estudiaremos posibles alternativas. Pero la empresa ha tomado una decisión, es traumática para Flix y Cataluña”, ha sentenciado el consejero de Empresa. Además, ha añadido que buscarán “alternativas de reindustrialización” en la población para “ofrecer posibilidades de recolocación a las personas que se queden sin trabajo”.

Ercros prevé clausurar las plantas de electrolisis y derivados del cloro de la fábrica de Flix alegando los malos resultados de esta última área de su negocio, que el año pasado registró unas pérdidas de 22,39 millones de euros. En el municipio la compañía pretende mantener en funcionamiento la planta de fosfato dicálcico para alimentación animal. La empresa también ha anunciado su intención de clausurar la fábrica de Cartagena (Murcia) y despedir a toda la plantilla, compuesta por 22 personas. El plan de reajuste también afecta a las instalaciones de Cardona (Barcelona), donde prescindirán de 7 trabajadores, de Vila-seca, donde se despedirán a 10 empleados, y a tres personas de los servicios comerciales.

Este jueves un millar de personas se concentraron en Flix para exigir alternativas a los despidos de Ercros. El Ayuntamiento de la localidad impulsó la protesta y al mismo tiempo todos los grupos políticos aprobaron por unanimidad una moción en defensa de los empleos en la fábrica, presente en el municipio desde hace más de un siglo.

En Flix, el cese de la mayor parte de sus actividades coincide con el inminente inicio de la descontaminación del pantano, que acumula 700.000 metros cúbicos de residuos tóxicos y radiactivos vertidos tras un siglo de actividad de Ercros, antes Erkimia. Greenpeace estima que el coste de la descontaminación será de 223,3 millones de euros, de los que solo el 5% será aportado por la empresa que ha causado la contaminación a lo largo de 116 años.