Trabajo detecta irregularidades en el contrato de docentes asociados de la UAB

Los profesores asociados trabajan más de lo convenido y solo se le paga las horas de clase

Inspección de Trabajo ha detectado irregularidades en los contratos de algunos profesores asociados de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El sindicato CGT había denunciado a principios de este curso dos desajustes: por una parte, que había docentes realizando más horas de las que marca el convenio; por otra, el sindicato denunciaba que a algunos profesores solo se les pagaba por las horas presenciales de clase, pero no por las tutorías o por la dedicación y la preparación de las lecciones, algo que la ley contempla como parte del sueldo de un profesor. Trabajo envió hace un mes un requerimiento a la UAB para que corrija las irregularidades.

Según la normativa laboral de la Autónoma, un profesor asociado puede dedicar como máximo 420 horas anuales a la docencia, de las cuales 180 son horas de clase y el resto se destina a tutorías y a la preparación de las materias. La inspección de Trabajo constata en su informe, a la que este diario ha tenido acceso, que la UAB “planifica la dedicación del profesorado asociado sobre la base de considerar únicamente la docencia presencial”, sin tener en cuenta los otros aspectos complementarios como la atención a los alumnos y la preparación de las clases.

Es lo que le sucede a una docente, que imparte clases como asociada en el campus de Bellaterra desde hace 20 años y que prefiere mantenerse en el anonimato. Se queja que desde el año pasado solo le pagan las horas de clase, lo que le ha supuesto un recorte de hasta el 50% de la nómina. Este curso la irregularidad se mantiene, afirma, y cobra poco más de 200 euros mensuales. “Casi que no me llega para la gasolina, pero mantengo las clases por vocación, porque me gusta enseñar”, añade.

“Con 200 euros casi no me llega para la gasolina, pero doy clases por vocación”, dice una profesora

Caso aparte son los profesores que realizan más horas de clase de las estipuladas por contrato. El vicerrector de profesorado y programación académica de la UAB, Juan Jesús Donaire, admite que “por situaciones coyunturales”, que no explica, hay profesores que sobrepasaron las 180 horas de clase. Concretamente, cifra en ochos los asociados afectados, todos del departamento de Economía de Empresa. Donaire también asegura que las irregularidades solo se produjeron el curso pasado y que fueron detectadas y corregidas a principio del actual.

El sindicato CGT, en cambio, afirma que hay cerca de un centenar de profesores con dichas irregularidades de diferentes departamentos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción