Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez acepta la petición del PP de requerir a Método 3 su libro de clientes

El juzgado admite también prohibir a la agencia de detectives que difunda sus grabaciones

Sánchez-Camacho tacha de ridículo que se intenta culpar al resto de España del espionaje

Esquerra Republicana ve relación entre Método 3 y el CNI.

Alicia Sánchez-Camacho, tras la ejecutiva del PP catalán.
Alicia Sánchez-Camacho, tras la ejecutiva del PP catalán.

El titular del juzgado de primera instancia número 21 de Barcelona ha admitido la demanda presentada la semana pasada por por Alicia Sánchez-Camacho por haber sido espiada durante su almuerzo con Victoria Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola que le acusa de blanquear dinero negro con billetes de 500 euros que habría trasladado a Andorra en el maletero de su coche. El titular del juez ha aceptado dos medidas más que solicitaron los abogados de la popular: pedir a Método 3 que presente su registro de clientes o la hoja del encargo profesional para averiguar quien encargó el espionaje -algunas informaciones sostienen que fue el exsecretario de organización del PSC, José Zaragoza aunque él lo niega- y que se prohíba la difusión de la grabación de su almuerzo con Victoria Álvarez. Buena parte de esa conversación, sin embargo, ya ha sido colgado a la red.

En una rueda de prensa, la presidenta popular ha insistido esta mañana en lamentar profundamente que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no condenara el caso de espionaje del que fue víctima ni que le ofreciera amparo y garantías jurídicas. "Ni él ni nadie del Gobierno me ha llamado. ¿Qué habría pasado si la persona espiada hubiera sido otra?", se ha preguntado por dos veces la popular. En ese sentido, Sánchez-Camacho ha recordado que la única respuesta que le ofreció Mas el pasado miércoles, durante la sesión de control, fue la de que "por coherencia" presentara una denuncia en el juzgado. "Algo que hice horas después. Y es lo mismo que yo hago desde aquí: que lleven al juzgado el hecho gravísimo de que un consejero del Gobierno haya espiado a otro".

Es ridículo acusar al resto de España de estar detrás del espionaje", dice la popular 

La presidenta popular se ha referido así a uno de los episodios de este escándalo de espionajes en el que Germà Gordo, actual titular de Justicia de la Generalitat, y Xavier Martorell, director general de Prisiones habrían espiado a Felip Puig, exconsejero de Interior y ahora de Empleo y Empresa". "Son dos consejeros independentistas y es una cantilena ridícula decir que todo obedece a un plan para atacar el proceso soberanista", ha señalado. La popular ha instado que se investigue hasta el final en el espionaje, que afectaría a unas 500 políticos, empresarios y periodistas, al sospechar que suyo es solo "la punta del iceberg".

El caso de las escuchas ilegales trascendió por primera vez en Navidad cuando un persona informó a Sánchez-Camacho que había sido espiada durante su comida con Álvarez en el restaurante La Camarga. Fue entonces cuando la popular comunicó por primera vez a la Policía la existencia de las grabaciones. El miércoles, acudió  a la Jefatura Superior de Policía a formalizar la denuncia. La popular ha negado las acusaciones que le han dirigido desde la cúpula de CiU de que no se fía de los Mossos d'Esquadra y ha argumentado que recurrió a la Policía porque ostenta la competencia en materia de seguridad privada. "Es una cuestión de competencias. En la reunión que ha habido hoy en Interior sobre el caso tampoco ha acudido la Guardia Civil", ha concluido.

Esquerra ve relación entre Método 3 y el Centro Nacional de Interligencia

Precisamente, CiU y Esquerra Republicana, socios parlamentarios, han diseñado una estrategia para vincular el espionaje al soberanismo. ERC ve detrás de los informes elaborados por Método 3 al Centro Nacional de Inteligencia. Los republicanos preguntarán en el Congreso por las relaciones entre la agencia privada y la red estatal. La sospecha, verbalizada esta mañana por la portavoz Anna Simó, llega tras un apunte en Twitter del secretario general del Sindicato Unificado de Policia, José Manuel Sánchez Fornet. “Los servicios secretos de todos los países, incluso de España, tienen agencias de detectives y empresas de seguridad como tapaderas. Estas empresas trabajan normalmente pero derraman la información de interés a su enlace, el agente en cuestión. Método 3 es esto”, dijo el viernes Sánchez Fornet en la red social.

“Nos parece escandaloso, un escándalo sin paliativos. Queremos saber cuáles son las vinculaciones entre esta agencia, si pasan los informes al CNI, si comparten información”, ha dicho Simó, que ha abundado: “Es muy gordo que el secretario general del principal sindicato policial vea lógico y corrobore que hay una vinculación entre el CNI y agencias como método 3”. La portavoz, sin embargo, negó que quiera tapar con la bandera los casos de corrupción que azotan Cataluña, y especialmente a CiU. “Hay una parte importante para todo el mundo: corrupción, no. Hay que hacer limpieza, a riesgo de ser injustos”, ha dicho Simó, en clara alusión al secretario general de CDC, Oriol Pujol, cuya probable imputación es inminente.

Simó ha lamentado que en su lucha contra el espionaje en Cataluña no se cuente con el cuerpo policial de la comunidad, los Mossos d’Esquadra.”¿Qué quieren esconder? No se entiende de ninguna de las maneras”; ha enfatizado Simó. La portavoz también ha recordado que ERC ha sido vetada en reiteradas ocasiones en la comisión de secretos del Congreso.