Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez rechaza liberar al testaferro de los ERE encarcelado

La magistrada alega que existe riesgo de fuga y de destrucción de pruebas

La magistrada que instruye el caso de los ERE, Ana Rosa Curra, considera que el último testaferro detenido y encarcelado, Juan Francisco Algarín, debe permanecer en prisión. Curra ha rechazado concederle la libertad dado que existe riesgo de fuga, podría destruir pruebas y entrar en contacto con otros imputados. La detención de Algarín hace un mes fue consecuencia de la pieza declarada secreta para identificar a los “verdaderos beneficiarios” que percibieron “sobrecomisiones” millonarias, según la instructora Mercedes Alaya, de baja por enfermedad desde el pasado septiembre.

El abogado de Algarín recurrirá la decisión de Curra ante la Audiencia de Sevilla por la falta de motivación que presentaba el auto de prisión de su cliente. El letrado considera que Algarín “no es nadie en la trama”, que no existe riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas y que ha “colaborado” con la justicia. La Fiscalía Anticorrupción ya se opuso en su día a la libertad de Algarín.

La juez Ana Rosa Curra envió a Algarín a la cárcel de Sevilla 1 acusado de cohecho, blanqueo de capitales, malversación, falsedad documental y asociación ilícita. El imputado está acusado por haber blanqueado fondos destinados a las comisiones ilegales a través de empresas pantalla que realizaban facturas falsas. Algarín desveló a la Guardia Civil que había entregado sobres con “billetes de 500 y 200 euros” para pagar las comisiones ilegales, dinero que transportó en “fundas de ordenadores portátiles”.

Las entregas se efectuaron en bares próximos a la Consejería de Empleo en Sevilla, cercanos a su delegación provincial y en Madrid, donde supuestamente entregó sobres a Antonio Albarracín, ex director comercial de la consultora Vitalia.