Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vasco prevé que ETA haga en breve “una entrega parcial de armas”

Iñaki Oyarzábal afirma que el "gesto" de la banda vendrá "obligado" por la posición "prudente e inteligente" de Rajoy

Iñaki Oyarzábal es el secretario general del PP vasco.
Iñaki Oyarzábal es el secretario general del PP vasco.

El secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, asegura que su formación es optimista y prevé que ETA va a hacer "en días o semanas" una "entrega parcial de armas", obligada por la determinación del Gobierno central para que el proceso de paz sea "irreversible y sin concesiones políticas".

El dirigente popular se muestra optimista de cara a un futuro próximo y convencido de que ETA "en breve plazo va a hacer algún gesto más de los que ha hecho", en su opinión, "obligada" por la posición "prudente e inteligente" que está manteniendo el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

"El Gobierno central está haciendo lo que tiene que hacer para que el proceso sea irreversible y sin ningún tipo de concesión política"

"Podemos estar hablando de una entrega parcial de armas en los próximos días o semanas", reconoce Oyarzábal, quien insiste en que este paso sería fruto del trabajo del Gobierno central, que "está haciendo lo que tiene que hacer para que el proceso sea irreversible y sin ningún tipo de concesión política". "No se consigue más por ceder la posición, y mantener determinados niveles de exigencia da resultados, como pueden ser la entrega de armas y otros nuevos pasos de ETA", subraya.

En cuanto al papel que pueda jugar en este escenario la Comisión Internacional de Verificación del alto el fuego, el líder popular afirma que sus miembros "son contratados de parte" para dar "proyección internacional a las estrategias del mundo de Batasuna". En este sentido, advierte de que los pasos que pueda dar ETA tratará de hacerlos con "una escenificación y una teatralización determinada, con mediadores o verificadores", cuando, según insiste, estos gestos son fruto de la firmeza del Gobierno central.

El secretario general del PP vasco lamenta que EH Bildu siga en "el discurso del pasado" de la "justificación" de la violencia de ETA. Además, considera que el nacimiento de Sortu con históricos de la izquierda abertzale en su cúpula "confirma que Batasuna está tratando de imponer su proyecto y programa dentro de EH Bildu".

En referencia a la Ponencia de Paz y Convivencia que se creará en el Parlamento vasco, después de que ayer saliese adelante con el apoyo de PNV y PSE-EE, el rechazo de PP y UPyD, y la abstención de EH Bildu, Oyarzábal no desvela si su formación estará o no en esta ponencia y explica que su presencia en la misma, que debe constituirse en el plazo máximo de un mes, va a depender de la "actitud que adopten PNV y PSE-EE".

"Necesitamos sinceridad y que no se busque una ponencia para el enredo, que es a lo que juega EH Bildu", defiende Oyarzábal, quien plantea que sus trabajos deben asentarse en "bases democráticas y en un suelo ético" que parta de lo acordado en el órgano que funcionó durante la pasada legislatura y en el que no estaba la izquierda abertzale.

"Necesitamos sinceridad y que no se busque una ponencia para el enredo, que es a lo que juega EH Bildu"

Por ello, ha pedido a PNV y PSE-EE que "plasmen por escrito" cuáles son sus intenciones y que aclaren "si van a tratar de facilitar la comodidad de EH Bildu o si mantendrán unos mínimos de exigencia". "El PP está dispuesto a abordar una nueva etapa arrimado el hombro, pero no facilitando las cosas a EH Bildu para que enrede, cuando lo que debe hacer es reconocer su responsabilidad",  añade en relación a la violencia de ETA.

Oyarzábal confirma que representantes de su formación mantendrán un encuentro con el responsable de la Secretaría de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, dentro de la ronda de contactos discreta que ésta ha abierto con los partidos. El PP mantendrá un "diálogo sincero" con Fernández para trasladarle sus preocupaciones, asegura, a pesar de que su nombramiento fue criticado por los populares por considerarle cercano a Batasuna.