Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO EUROPEO

Uxue tiene el futuro en su mano

La victoria en la cancha del CEZ le permite quedar primero si ganara el martes al VEF Riga

Una de las jugadas del partido del Uxue Bilbao en la cancha checa.
Una de las jugadas del partido del Uxue Bilbao en la cancha checa. DIARIO AS

De la noche al día. El Uxue Bilbao Basket se ha transformado en la competición europea. En una fase donde se le presumía una rápida eliminación después de un tortuoso inicio, plagado de derrotas, ha dado paso a una catarsis que le puede llevar, incluso, a quedar campeón de su grupo. En  realidad, va a de gesta en gesta. La última, la victoria en la República Checa ante el CEZ Nymburk, por 69-83.

Después de este resultado, que avala sus expectativas, el cuadro bilbaíno ya depende de sí mismo para ser primero del Grupo J de la Eurocopa en la última jornada del Last 16. El equipo de Fotis Katsikaris, que se veía casi eliminado tras perder en las dos primeras jornadas, será campeón de grupo si gana en la última jornada, el martes próximo, día 19, al VEF Riga en Miribilla. Y quedaría eliminado en caso de caer ante el conjunto letón y el Valencia, que ha ganado en Riga, se imponga al ya eliminado Nymburk en la Fonteta. Por lo tanto, el Uxúe tiene el futuro en su mano. Eso sí, no ha tardado en recomponer su figura después del mazazo que supuso la inesperada eliminación ante Gran Canaria en la Copa del Rey,

El Uxúe ha cumplido, de momento, superando con claridad meridiana el escollo de un rival casi sin opciones de clasificación, pero que ya le había dado un disgusto en Bilbao y que ha sido capaz en la vuelta de sacar fuerzas de donde no parecía tenerlas.

Aunque el temor a los checos se ha quedado en el arranque del choque y un acercamiento, no que pasó de a cinco puntos, al principio del último cuarto. Por lo demás, los hombre de negro han llegado a estar hasta 19 puntos arriba (21-40) y han ganado al final por 14, una buena ventaja.

CEZ Nymburk, 69- Uxúe, 83

CEZ Nymburk (15+21+20+13): Carter (1), Welch (6), Hruban (11), Benda (17) y Rancik (19) -cinco inicial-; Pavkovic (1), Naymick (4), Efevberha (2), Palyza (3), Nekas (5) y Houska.

Uxúe Bilbao Basket (24+30+11+18): Zisis (11), Vasileadis (17), Mumbrú (7), Hervelle (9) y Hamilton (6) -cinco inicial-; Raúl López, Pilepic (3), Grimau (7), Moerman (5) y Rakovic (18).

Arbitros: Srdan Dozai (CRO), Gianluca Mattioli (ITA) y Marko Juras (SER). Eliminaron por faltas personales a Benda (min.38).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del Last 16 de la Eurocopa, disputado en el CEZ Arena de Pardubice (República Checa) ante 2.200 espectadores, según datos de la Eurocopa

Ha destacado especialmente en el Uxúe Milovan Rakovic, con 18 puntos, 22 de valoración y protagonismo especial cuando su equipo ha puesto tierra de por medio. Kostas Vasileiadis (17 puntos), Nikos Zisis (11) y Axel Hervelle (9 y 8 rebotes) también han destacado dentro de un buen trabajo colectivo de bilbaínos

En un Nymburk que no ha llegado a tener opciones reales de victoria han destacado Radoslav Rancik (19 puntos y 23 de valoración), Petr Benda (17 puntos) y el veterano Jiri Welch (9 asistencias y 17 de valoración. Unos minutos iniciales igualados (2-2, 4-4, 6-6) dieron paso a una primeras ventajas del Nymburk, 11-6 en el minuto 5 y 14-11 en el 7, impulsado por 6 puntos de Benda.

Pero la entrada en acción de Vasileiadis cambió el rumbo del choque en apenas tres minutos y medio. Diez puntos del alero griego y de seis de Rakovic lanzaron al Uxúe a una ventaja ya cómoda al final del primer cuarto. Un 1-13 que dejó muy difícil el encuentro al que el conjunto checo, ya casi eliminado antes del partido.

Y más que se le complicaron las cosas al Nymburk en el arranque del segundo cuarto, con un 6-16 con el que los suplentes de Katsikaris -7 puntos de Grimau- dejaron casi sentenciado el trámite para el minuto 14 (21-40).

Tuvo un atisbo de reacción el equipo del israelí Gonen Ginzburg de las muñecas de Rancik y Hruban con un 11-0 de parcial que le acercó a 8 puntos (32-40). Pero otro arreón visitante, en esa ocasión con los titulares en pista, amenazó por segunda vez con dejar todo finiquitado.

En esta ocasión al llegar 18 puntos arriba al descanso (36-54). A pesar de un 4-0 para los locales nada más regresar de vestuarios, Rakovic, con 8 puntos seguidos, mantuvo al Uxúe con cómodas ventajas de entre 14 (40-54) y 18 puntos (44-62). Le cogió el relevo Moerman para mantener distancias (47-65).

Cuando parecía ya todo decidido cuando faltaban 14 minutos para el final, el Bilbao Basket se complicó la vida permitiendo un 9-0 que bajó la diferencia de los diez puntos para el último cuarto (56-65). Aún se acercaron más los checos (58-65, 65-70), pero erraron un montón de posesiones para poner todavía más emoción en el marcador. Y el partido acabó muriéndose con distancias de entre seis y ocho puntos hasta terminar con último impulso de los negro para llevar el marcador a un claro 69-83 final.