Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inquilinos de Aumsa dejarán de pagar los gastos de comunidad

Los afectados piden a los grupos de la oposición que convoquen un consejero extraordinario de la sociedad municipal

Los portavoces de la oposición Amadeu Sanchis, Joan Ribó y Vicent Sarrià en la asamblea de Aumsa.
Los portavoces de la oposición Amadeu Sanchis, Joan Ribó y Vicent Sarrià en la asamblea de Aumsa.

Decenas de inquilinos de la sociedad municipal Aumsa han acordado este miércoles dejar de pagar los gastos de comunidad que no estén debidamente justificados. Los afectados, que se han reunido por segunda vez, piden a los grupos políticos de la oposición que convoquen un consejo extraordinario de la sociedad municipal para debatir monográficamente el problema de los alquileres y los gastos.

Los temas que los vecinos llevarán a este consejo serán la rebaja del precio de alquiler del 25%, centralizar los gastos de administración en un único gestor para abaratar costes, eliminar el IBI que se carga a los inquilinos y solicitar que participe un representante de los vecinos afectados.

Varios vecinos han intervenido para advertir que, en los últimos meses, se han desocupado viviendas en su fincas por el elevado precio de los alquileres y, a modo de ejemplo, han explicado que hay edificios en los que sólo quedan dos vecinos que pagan 460 euros al mes.

También han denunciado que el ayuntamiento sigue sin exigir la reparación de los desperfectos originales de obra a la empresa constructora y se les pasa a los inquilinos en los recibos de comunidad. Por ello, reclaman participar en las reuniones de comunidad para poder decidir sobre los asuntos que les afectan.

El parque de viviendas municipal en régimen de alquiler suma unos 650 pisos repartidos por toda la ciudad.