Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bustos vuelve a la alcaldía de Sabadell con la amenaza de una moción de censura

La oposición pide la dimisión de todos los concejales imputados por el caso Mercurio

Bustos en una reunión con parte de su equipo de gobierno, esta mañana.
Bustos en una reunión con parte de su equipo de gobierno, esta mañana. AJT. SABADELL

Manuel Bustos retoma este jueves la vara de alcalde del Ayuntamiento de Sabadell (Vallès Occidental), después que haya vencido el decreto que lo ha tenido separado dos meses de la alcaldía debido su implicación en el caso Mercurio de corrupción urbanística y tráfico de influencias que salpica a empresarios y cargos electos de Sabadell. Pero el retorno no se atisba fácil para Bustos, ya que los grupos de la oposición amenazan con una moción de censura porque rechazan que los concejales imputados por la trama corrupta continúen en sus cargos.

Durante estos 60 días, la oposición ha tensado la cuerda y ha bloqueado (cuentan con 14 concejales, uno más que el PSC) el gobierno de la ciudad. Incluso tumbaron el presupuesto y las ordenanzas para 2013. El tono de crispación en el ayuntamiento sube varios enteros cada semana y se ha plasmado en tres plenos municipales cargados de mucha tensión. La oposición reclama una “limpieza” de la bancada socialista (hay tres concejales imputados, a parte del alcalde) y rechazan la vuelta de Bustos a la alcaldía. En el pleno de este martes lo volvieron a repetir y algunos partidos (ICV, Entesa per Sabadell y EUiA) se expresaron a favor de la moción de censura. CiU y PP todavía deben pronunciarse oficialmente, pero en varias ocasiones se han mostrado abiertos a apoyarla.

Bustos decidió retirarse temporalmente de la alcaldía el 4 de diciembre para no para “serenar el debate político”. Lo hizo pocas horas antes que el pleno municipal en que los partidos de la oposición en bloque iban a aprobar una moción pidiendo el nombramiento de un alcalde accidental que sustituyera temporalmente a Bustos, así como el cese de los concejales imputados en el caso.

La retirada debía ser por un mes, que se prorrogó 31 días más alegando que sobre el caso todavía pesaba el secreto de sumario. A pesar de que esto todavía se mantiene (en lo referente a la implicación de los concejales implicados) Bustos ha decidido volver. El alcalde reafirma su inocencia y considera que “a medida que se levanta el secreto del sumario [la parte que afecta a los empresarios] esto se reafirma”.

Bustos anunció su vuelta al equipo de gobierno municipal el pasado 1 de febrero, cuatro días después de que el secretario del Ayuntamiento dictaminara que este tipo de retiradas de un alcalde solo se podían aceptar “de forma excepcional y plenamente limitada en el tiempo”. La oposición había pedido un pronunciamiento al secretario del decreto de alcaldía por considerar que el cese de Bustos no se ajustaba a normativa (que solo contempla el nombramiento de un alcalde accidental en caso de vacaciones, vacante o enfermedad). En su informe, el secretario del ayuntamiento apoya su valoración en el “contexto” y el impacto mediático que originó el decreto y el posterior cese.