La historia de la música vasca reunida en miles de pedazos

Eresbil cuenta con unos fondos de 214.327 documentos, gracias a los 7.000 archivos donados en 2012

El director de Eresbil, Jon Bages, esta mañana en San Sebastián.
El director de Eresbil, Jon Bages, esta mañana en San Sebastián.JAVIER HERNÁNDEZ

El Archivo Vasco de la Música, Eresbil, ha cerrado 2012 con unos fondos de 214.327 documentos, gracias a las 7.000 incorporaciones del último año. El director de la institución, Jon Bagües, ha presentado esta mañana en San Sebasatián el balance del pasado año, en el que destacan, entre otros, la puesta en marcha de cuatro páginas web, además de la recopilación de casi todos los programas de mano del Teatro Victoria Eugenia en sus 100 años de historia. Bagües también ha anunciado el programa y novedades de la próxima edición del festival Musikaste, que se celebrará en mayo.

La mayor parte de esos 7.000 documentos nuevos con los que cuenta Eresbil, ha recordado Bagües, proceden de donaciones particulares, en las que ha querido recordar las partituras entregadas por la familia Amilburu, o los fondos de grabaciones y audiovisuales coleccionados por Francisco Ferrer, director durante muchos años del Teatro Victoria Eugenia. Gracias a esta última donación Eresbil ha conseguido reunir 2.700 programas del centro donostiarra, a excepción de los años 1913, 1922, 1923 y 1935.

La institución, dedicada a recoger la creación de los compositores vascos y navarros, como ha subrayado Bagües, ha sumado 564 nuevas partituras, con lo el total de archivos de estas características catalogados por Eresbil asciende a 30.142, ha resaltado su responsable.

El terreno Internet también ha sido una de las áreas más fructíferas para Eresbil durante el año pasado. La entidad ha puesto en marcha web dedicadas a Francisco Escudero, José Antonio Arana-Martija y Raimundo Sarriegui, además de poner a disposición de los internautas diversos materiales, como 256 partituras que se pueden consultar en la página Liburuklik del Gobierno vasco.

La XLI edición de Musikaste, que se celebrará entre el 9 y el 18 de mayo, agrupará en dos fines de semana los conciertos programados. El primero se reservará para música actual: jazz, pop y rock, además de recordar la figura de Sarriegui, el segundo, dedicará un especial homenaje al bicentenario de la quema y posterior reconstrucción de San Sebastián, con un programa con música de 1813. Entre ambos fines de semana, Eresbil organizará actividades paralelas, como presentación de libros o conferencias, según ha anunciado su director.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS