Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El riesgo grave de pobreza crece entre los menores de 15 años

Un estudio del Ararteko revela que 35.000 niños viven en hogares con peligro de que no se cubran sus necesidades básicas

Lamarca, junto a su adjunta, Julia Hernández, en la presentación del informe sobre el impacto de la crisis en la infancia vasca.
Lamarca, junto a su adjunta, Julia Hernández, en la presentación del informe sobre el impacto de la crisis en la infancia vasca. efe

“La pobreza golpea especialmente a los menores de edad”. El ararteko, Iñigo Lamarca, ha alertado esta mañana que la infancia sufre, también en Euskadi, los efectos de la crisis, algo que abarca en la actualidad a más de 35.000 niños y niñas menores de 15 años, que viven en hogares en los que hay riesgo de que no se cubran sus necesidades básicas. El Ararteko ha presentado en Vitoria un estudio denominado El impacto de la crisis en la infancia: la realidad vasca. En él se observa que los menores de 15 años en riesgo de pobreza grave han pasado del 3,5% en 2008, al 6,2% en 2012. Es una tasa inferior a la estatal pero, al mismo tiempo, crece más rápido en Euskadi.

“El riesgo de pobreza grave en los menores es mayor que en el resto de la población”, ha explicado Lamarca. En este sentido, el defensor ha reclamado a las instituciones públicas que pongan en marcha “políticas públicas más eficaces” para paliar estas situaciones.

Lamarca ha destacado que Euskadi tiene un sistema de protección social que está “amortiguando de manera notable” los efectos de la crisis y haciendo que las tasas de pobreza “no sean más altas”. Sin embargo, ha lanzado una advertencia: el sistema es “insuficiente porque no llega al 100%” de las personas que lo necesitan, por lo que ha reclamado una reflexión. El Ararteko ha señalado que han tenido un encuentro con el departamento de Juan María Aburto (Empleo y Asuntos Sociales) en el que han tratado las últimas recomendaciones del Defensor, en relación con las Ayudas de Emergencia Social, cuya orden debe ser reconducida, a ojos del Ararteko, en 2013, y las relativas a los múltiples problemas que se están dando con la tramitación de la Renta de Garantía de Ingresos. Lamarca ha visto “voluntad para atender” estas recomendaciones por parte de la consejería.

La responsable de la oficina de la infancia y la adolescencia, Elena Ayarza, ha señalado que los recursos destinados a la educación y la sanidad para los menores han ido creciendo hasta 2009, último año en el que se disponen de datos oficiales, y ha alertado del riesgo a “medio plazo”. Asimismo, ha destacado el mayor riesgo de los hogares monoparentales, aquellos en los que los cabezas de familia son extranjeros o personas de baja cualificación y las familias cuyas cabezas son personas menores de 35 años.