Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
baloncesto | last 16

El Uxúe Bilbao mantiene la esperanza

Raúl López se exhibe y conduce a los 'hombres de negro' a un triunfo imprescindible ante el Valencia Basket (91-76)

Los jugadores del Uxúe Bilbao Basket celebran su victoria en Miribilla.
Los jugadores del Uxúe Bilbao Basket celebran su victoria en Miribilla. Efe

El Uxúe Bilbao Basket sigue manteniendo esperanzas de alcanzar los cuartos de final de la Eurocopa tras ganar en Miribilla al Valencia Basket por 91-76 en un partido que en muchos momentos ha sido una sublime exhibición de baloncesto de Raúl López, en un espléndido momento de forma.

El base internacional, no obstante, ha tenido buena ayuda de sus compañeros, a los que les entró el pánico en un rato del segundo cuarto en el que encajaron un 0-18 que les llevó de ganar por 7 (31-24) a perder de 11 (31-42) en cinco minutos. Pero los de Fotis Katsikaris se han sobrepuesto a ese mal momento con Raúl sublime en el tercer cuarto y logrado un primer triunfo en el Last 16 que les permite poder seguir dependiendo de sí mismos para estar en cuartos de final.

El Valencia cede un tanto su dominio del grupo y algunas de sus todavía muchas posibilidades de clasificación, pero tendrá en la Fonteta, donde aún debe jugar dos partidos el lugar ideal para corroborarlas. El primero de ellos lo disputará el próximo martes otra vez contra el Uxúe Bilbao.

Junto con Raúl (14 puntos y 7 asistencias), completaron un buen partido en los hombres de negro Milovan Rakovic (14 y 8 rebotes), Alex Mumbrú (14 y 18) y Nikos Zisis (14). Thomas Kelati (20, 19 y cinco de siete en los tiros de tres puntos) y, por momentos, los pívot Bojan Dubljevic (13 y tres de cuarros en tiros de tres), Víctor Faverani (13) y Lishchuk (9 y 16) han intentado responder en un choque que, salvo su entrada en trance anotador del segundo cuarto, siempre han tenido cuesta arriba.

Uxúe Bilbao Basket, 91 - Valencia Basket, 76

Uxúe Bilbao Basket: Raúl López (14), Vasileiadis (9), Mumbrú (14), Hervelle (4) y Hamilton (8) —cinco inicial—; Zisis (14), Pilepic (6), Grimau (2), Moerman (6) y Rakovic (14).

Valencia Basket: San Miguel (3), Rafa Martínez (-), Kelati (20), Dubljevic (13) y Lishchuk (9) —cinco titularz—; Markovic (7), Ribas (3), Pietrus (4), Doellman (5) y Faverani (12).

Parciales: 23-16, 18-28, 25-12 y 25-20.

Arbitros: Ilija Belosevic (SER), Radomir Vojinovic (MTN) y Gentian Cici (ALB). 

Bilbao Arena de Miribilla: 8.104 espectadores.

Seis puntos iniciales de Mumbrú llevaron un 8-0 en minuto y medio al marcador que provocaron el primer tiempo muerto de Perasovic. Reaccionó el Valencia apoyado en el hoy titular Lishchuk y empató rápido (10-10), pero Mumbrú siguió impulsando a los suyos para que llegaran con un buena ventaja al final del primer cuarto (23-16). Espectaculares números del alero catalán en los ocho minutos y medio que jugó en el arranque del choque: 10 puntos, 18 de valoración, 5 faltas recibidas y 8/8 en tiros libres.

Amenazó con acercarse el Valencia al comienzo del segundo cuarto (27-24), respondió el Uxúe (31-24), y los visitantes entraron en un éxtasis anotador que se tradujo en 0-18, con tres triples incluidos de Kelati, que puso el marcador en un 31-42 insospechado solo cinco minutos antes. Se repusieron los locales y, con sus dos primeros triples de por medio, minimizó daños al descanso con un 10-2 que le metió de nuevo en el partido de cara a la segunda mitad (41-44).

Tras volver de los vestuarios, Raúl López cogió la batuta y ofreció unos extraordinarios minutos de baloncesto. Anotó diez puntos casi seguidos, pero eso fue lo de menos ante la manera de dominar el juego y el partido en todas sus facetas.

Con el de Vic en estado de gracia, el Uxúe siguió aumentando el parcial con el que había llegado al descanso y llegó a ser hasta de 16-0 para colocar en el electrónico que permitió a los hombres de negro retomar la iniciativa en el electrónico (50-44) y hasta recuperar los 8 que eran su máxima ventaja (54-46, 57-49, 61-53).

Zisis recogió el testigo de Raúl y cerró su buen tercer cuarto con un triple sobre la bocina del tercer cuarto que dio a los locales su máxima distancia en el marcador, 10 puntos (66-56) justo antes de iniciar el último cuarto. Ahí aguantó el tirón visitante el equipo vasco (71-65) y acabó logrando un marcador final (91-76) que le puede ayudar a maquillar su penoso average de las dos primeras jornadas. Sin duda un primer paso bilbaíno de cara a un recuperación que, no obstante, aún tiene harto complicada.