Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve a crecer la inmigración clandestina

Pro Derechos Humanos revela que en 2012 se duplicó el número de ‘sin papeles’

Inmigrantes, rescatados de una patera, en el puerto de Motril (Granada).
Inmigrantes, rescatados de una patera, en el puerto de Motril (Granada).

En 2012, 14.944 personas trataron de llegar a España de forma clandestina por la frontera sur. Es el cálculo realizado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía en su balance anual sobre el flujo migratorio en esta zona. Esa cifra incluye las personas que trataron de llegar a España y fueron interceptadas (6.992), los intentos en las vallas de Melilla y Ceuta, las capturas en Marruecos y las detenciones en Argelia. Es el doble de lo registrado en 2011, cuando se contabilizaron 8.867 intentos. Este colectivo lo atribuye al incremento de conflictos bélicos en los países de origen y a la presión que están sufriendo decenas de miles de subsaharianos en su estancia en el norte de África.

El informe resalta el mantenimiento del drama. Según sus datos, recogidos por la propia asociación de su labor de seguimiento informativo, estadísticas oficiales e informes de otras organizaciones internacionales, en 2012 murieron 225 personas tratando de llegar a las costas españolas, 65 en Andalucía. Es la cifra más alta desde 2008, cuando se alcanzaron los 581 desaparecidos. Desde entonces había bajado a los 206 de 2009, los 131 de 2010 y los 198 de 2011. En los datos del pasado año ha pesado la tragedia que ocurrió en octubre en el mar de Alborán, donde una patera naufragada. Se rescataron 14 cadáveres y hubo una veintena de desaparecidos.

Octubre fue especialmente intenso para Cruz Roja de Tarifa, con un repunte intenso de embarcaciones de juguete. Frontex corrobora también este incremento, que atribuye al elevado número de subsaharianos que viven en Marruecos a la espera de pasar la frontera hacia Europa. Pro Derechos Humanos añade otros motivos. "Los inmigrantes ya no solo buscan una oportunidad de futuro. También huyen de conflictos bélicos como los de Libia y Mali, que producen desplazamientos masivos", explica su portavoz, Rafael Lara. Son personas que llegan a Marruecos y Argelia, donde, según este colectivo, cada vez son peor recibidos. "Se están vulnerando derechos humanos".

El informe destaca el incremento de personas que tratan de saltar la valla de Melilla, de 1.039 en 2011 a 2.105 el pasado año, frente al descenso de Ceuta, que ha pasado de 1.258 a 705. "En Melilla pesa su cercanía con Argelia, donde acaban muchos inmigrantes expulsados por Marruecos", aclara Lara. Entre las provincias andaluzas, lidera la estadística de personas detenidas Granada, con 1.736, seguida de Cádiz, con 1.310. La provincia gaditana ha triplicado los datos de 2011. El 69,31% del total en Andalucía entró en patera o lancha neumática, un 15,32% en balsas hinchables y un 11,83% cruzó la frontera a nado.