Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPG pide al Bloque priorizar la apuesta por el soberanismo

La fuera hegemónica en el frente de partidos asegura que la labor en las instituciones es inútil si no se acompaña de "activismo social"

La Unión do Pobo Galego (UPG) corriente hegemónica dentro del Bloque apuesta por priorizar la lucha por el independentismo y el soberanismo desde el frente nacionalista para eliminar “los factores de homologación y confusión con la izquierda española que actúa en Galicia”. La formación que desde el último congreso lidera Néstor Rego aboga, según defendió ayer en su conferencia nacional, por “dar inicio a un proceso social que sitúe en el debate político las razones por las que Galicia precisa de soberanía”. Y lo hace con la esperanza de “que contribuya decisivamente para el crecimiento de la conciencia nacional que posibilite la acumulación de fuerzas para caminar hacia el objetivo de la soberanía y la independencia”.

El objetivo que pretende UPG es convertir al Bloque en el “referente político de todas las personas que aspiran a la soberanía y la independencia nacional”. El documento político debatido en el primer cónclave de esta organización desde el batacazo del Bloque —que en las elecciones autonómicas de octubre en que perdió cinco de sus doce diputados— aboga por una renovación sin ruptura de los órganos de dirección del frente. Defiende “mantener referencias actuales —en particular por el papel que están y pueden continuar cumpliendo— e incorporar nuevas personas para ser referencias en esta nueva etapa”.

La hoja de ruta que fija la UPG pasa por procurar la reunificación del nacionalismo gallego y en ese camino anima al BNG a “mantener relaciones cordiales con todos los grupos nacionalistas, incentivando un acercamiento que pudiera posibilitar formas de unidad de acción social y política y con el tiempo, incluso organizativas”.

El diagnóstico de la Unión do Pobo Galego no escapa de la autocrítica y defiende reducir la burocracia en la organización (desde las asambleas locales hasta las organizaciones juveniles) y huir “del lenguaje político que no dice nada”. Incluso sostiene que la labor institucional del Bloque “puede ser inútil” si no se acompaña de un activismo social. “El trabajo institucional no puede ser un fin en sí mismo”, expone el documento. En este sentido, UPG llama a los representantes del Bloque a ser “más radicales en las formas” dentro de las distintas instituciones para superar “la injusta consideración social del BNG como una fuerza asimilable a las del sistema”.