Salvados del despido de Telemadrid por “el simple hecho de ser quien son”

La cadena apela a criterios de “imagen” para decidir la salida de 829 personas

Trabajadores de Telemadrid protestan ante la cadena.
Trabajadores de Telemadrid protestan ante la cadena. CARLOS ROSILLO

Telemadrid se quedará sin realizadores, sin productores y sin camarógrafos. El personal técnico es uno de los más afectado por el despido colectivo, en el que están incluidos finalmente 829 empleados (de los 1.169 que integran la plantilla), según el plan que la empresa ha trasladado por escrito a los sindicatos. A la hora de detallar los criterios seguidos para elaborar la lista, Radio Televisión Madrid (RTVM) afirma que en aquellas situaciones de igualdad de categoría y dentro del mismo departamento se ha tenido en cuenta “la imagen para RTVM que el trabajador pueda suponer, es decir, aquellos trabajadores que por el simple hecho de ser quien son se les debe asociar a RTVM”. La cadena se guarda así una baza para despedir de forma discrecional. “Se trata simplemente una argucia para salvar a los amigos”, dicen los sindicatos.

La empresa tendrá también en cuenta la “especial significación” de los trabajadores. En este caso eludirán el despido aquellos que “aunque su imagen no se asocie con RTVM sí que sea una figura destacada dentro del mundo de la comunicación y/o periodismo”. Un criterio igualmente subjetivo. De los 17 presentadores de informativos, serán despedidos 11 y de los 177 redactores se irán 119. Pero solo se quedará un productor (con un ayudante) y un realizador (sin ningún ayudante). De los 13 directivos, apenas uno está afectado y de los nueve coordinadores, la lista incluye a dos. Otros criterios, que según el ente público son “estrictamente empresariales”, han sopesado el “valor o desarrollo organizativo de cada uno de los trabajadores”.

Los trabajadores levantaron ayer el paro que ha llevado a Telemadrid al cierre de las emisiones durante tres semanas. Sin embargo, se celebraron paros parciales que impidieron la salida al aire de los telenoticias. El conflicto se recrudeció a primera hora de la tarde y los trabajadores convocaron una asamblea, pese a que efectivos de la polícía impedían el acceso de los trabajadores. Unos 300 plantearon un encierro indefinido en las instalaciones de Pozuelo de Alarcón.

Según el documento firmado por el director general de RTVM, José Antonio Sánchez, las extinciones de los contratos se acometerán desde ayer mismo hasta el 30 de abril de 2013. El comité de empresa teme que los burofax estén ya de camino. Tras la falta de acuerdo, las indemnizaciones serán de 20 días de salario por año, con un tope de 12 mensualidades.

La empresa esgrime como causa del despido colectivo la reducción de los ingresos comerciales y de las partidas públicas con las que se financia y “el alto grado de endeudamiento al que ha tenido que recurrir en los últimos años”. Fruto de la mala gestión es una deuda de 260 millones de euros. Para tapar estos agujeros, el Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha visto obligado a inyectar fondos continuamente para poder concluir el ejercicio. Algunos años la desviación ha superado los 30 millones. En nuevo modelo abarata el coste del canal (de 136 millones de euros en 2012 a 86 en 2013).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS