Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las madres del calendario erótico logran los fondos para el bus escolar

Los alumnos de Montserrat podrán utilizar el vehículo gracias a las donaciones

Concentración de padres contra los barracones frente a la Generalitat, en la que también participaron las madres de Montserrat.
Concentración de padres contra los barracones frente a la Generalitat, en la que también participaron las madres de Montserrat.

Siempre genera debate. Pero las madres de Montserrat del calendario erótico-escolar no albergan ninguna duda: la iniciativa de exhibirse en ropa interior ha sido fructífera. Ayer afirmaron que ya han logrado recaudar fondos para contratar un autobús que traslade a los niños al colegio Evaristo Calatayud. Al menos, tienen para tres meses y esperan conseguir más para cubrir el resto de curso escolar. Y todo por un almanaque reivindicativo en el que se exhiben en ropa interior empujando un carrito de bebé, sujetando una tiza con el fondo de una pizarra, esgrimiendo unas tijeras (las de los recortes en educación) o llevando unas alas para sortear una montaña y así poder llegar al colegio.

Lo hicieron público hace unos 40 días y su impacto mediático ha sido tal que incluso medios de comunicación argentinos se han interesado por las evoluciones de las reivindicaciones de las madres y su calendario erótico.

¿Hay que desnudarse para conseguir un servicio que antes prestaba la administración? “Teníamos que llamar la atención y la gente así lo ha entendido. Y en el pueblo, la verdad, no hemos tenido ningún problema. Y eso que es pequeñito, con unas 3.000 habitantes. Pero no ha habido comentarios machistas, ni fuera de lugar”, explicaba Yolanda Peiró, la madre alada del calendario.

“¿Acaso no hay calendarios de bomberos o policías?”, intervino otra madre participante en la pequeña concentración frente a la Generalitat, organizada por la federación de asociaciones de padres y madres de alumnos de Valencia (FAPA), con el apoyo del STEV-PV. Reivindicaban el fin de los barracones y la construcción y mejora de colegios en Burjassot, Paiporta, Náquera o Montserrat.

Silvia Lucas, la madre de las tijeras del calendario, lo tiene claro: “El 7 de enero se subirán al autobús 36 niños del pueblo de Montserrat y de sus urbanizaciones para ir al colegio”. Y aún hay más, han organizado un partido de fútbol con veteranos del Valencia CF, un desfile de modelos y han vendido lotería para procurar transporte público a sus hijos. Silvia Lucas expresó sus sospechas de que la Consejería de Educación haya resuelto el problema del transporte escolar en poblaciones vecinas, pero no en Montserrat, gobernada por un tripartito (PSPV, Aigua y EU).

La consejería niega la mayor y subraya que pasan ocho líneas de autobuses escolares por Montserrat para transportar a unos 380 estudiantes: dos líneas al colegio, y seis al instituto. “Pero no se pueden hacer excepciones. El servicio cubre la educación obligatoria, y primero se conceden las plazas en función de la distancia de los hogares a los centros educativos y de la renta de las familias”, añaden las mismas fuentes. La Consejería de Educación hace hincapié en que se cumple la Ley Orgánica de Educación (LOE) y que se ha ampliado el servicio a aquellos que dentro del municipio “residen a más de tres kilómetros en línea recta del centro docente donde están escolarizados”.

Las madres insisten en que no hay voluntad de resolver la situación y que cumplen los requisitos, pese a lo cual no tienen autobús como antes.