Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos 35 miembros de una banda con 11 toneladas de hachís

La operación ha sido considerada como una de las mayores contra el tráfico de droga en el país

Los investigadores decomisan 150.000 euros en metálico, 14 vehículos y 109 teléfonos

La banda distribuía la droga por Europa, sobre todo en Francia, Bélgica, Holanda e Inglaterra

Cuatro naves industriales en Yeles y Villaluenga de la Sagra (Toledo) eran el centro de operaciones de una organización dedicada a la distribución de hachís a nivel internacional. La banda, que utilizaba grandes medidas de seguridad para no ser detenida, vendía el estupefaciente en toda España y en países cercanos, como Francia, Bélgica, Reino Unido y Holanda. La llamada Operación Nessi ha terminado con 35 detenidos, 14 vehículos decomisados (entre ellos, dos camiones valorados en 400.000 euros) y 109 teléfonos móviles, según informó ayer el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

La operación comenzó el pasado mes de marzo cuando agentes de la comisaría de Leganés (Madrid) detectaron que había un grupo de nivel medio dedicado a vender hachís a pequeños proveedores, en especial en la zona sur de la región, como el propio municipio leganense, Fuenlabrada y parte de Móstoles. Los policías tenían información de que iba a llegar a la Península un cargamento de 2.500 kilos de hachís con destino a Reino Unido, por lo que pasaron la información a sus compañeros de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, que iniciaron las investigaciones sobre ese envío.

Un negocio de 16,5 millones

¿Cuánto supone en el mercado negro el cargamento de hachís decomisado? Los responsables policiales tratan de esquivar la pregunta, porque hay un acuerdo internacional para no difundir esas macrocifras de lo que supone el narcotráfico. Sin embargo, las últimas investigaciones han sacado a la luz que cada kilo de hachís en el primer escalafón suele costar unos 1.500 euros. Esto supone que el estupefaciente incautado en esta operación habría reportado, como mínimo, a la organización 16,5 millones de euros. Esta cifra podría aumentar si se trata de un chocolate de buena calidad.

El precio del kilo luego sube conforme pasa por diversos intermediarios hasta que llega al consumidor final, que suele pagar entre cinco y diez euros por gramo, en función de la calidad del hachís.

La policía cree que esta operación hará subir en las próximas semanas el precio final del hachís que se adquiere en la calle, sobre todo en la zona sur de la región, dado que se ha sacado una gran cantidad de droga de la circulación y en el mercado negro también funciona la ley de la oferta y la demanda. En 2010, últimos datos disponibles, se decomisaron en España 384 toneladas de hachís.

Los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) centraron sus pesquisas en un grupo que traía el hachís oculto en los depósitos del combustible de camiones que transportaban mercancías procedentes del norte de África. Habían practicado dobles fondos en los vehículos pesados, con lo que reducían la capacidad para almacenar gasóleo. Eso obligaba a los conductores a realizar frecuentes paradas —cada 100 kilómetros aproximadamente— para repostar.

Los camiones entraban por Algeciras y se dirigían por la autovía de Toledo (A-4) a Yeles y Villaluenga de la Sagra. En una nave industrial los responsables de la organización desmontaban los depósitos modificados y extraían el estupefaciente, que venía en fardos de hasta 75 kilogramos de peso, según fuentes de la investigación. Después enviaban estos depósitos a otra nave, donde se soldaban de nuevo y se preparaban para un nuevo envío. En uno de los establecimientos industriales se almacenaba el hachís, que después se distribuía en nuevas salidas y en otros vehículos de alto tonelaje hacia los países de destino.

Los agentes interceptaron dos envíos en fechas recientes. El primero, cargado con zanahorias frescas y conducido por un español, iba con destino a Holanda. Llevaba en el centro del remolque dos grandes paquetes de unos tres metros cúbicos de capacidad: uno con destino a Francia y el otro a Holanda. El segundo camión, manejado por un belga, iba cargado de cajas de ropa de una conocida marca. Tenía previsto llegar a Inglaterra a través del paso francés de Calais.

El grueso de la operación se desarrolló en las naves industriales donde se decomisaron 8.500 kilos de hachís. El estupefaciente fue expuesto ayer por la mañana en el aparcamiento de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, adonde acudieron Ignacio Coisidó y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Los agentes tardaron varias horas en preparar las 11 toneladas para su exhibición.

La operación ha concluido con la detención de 35 personas, todos marroquíes, salvo los conductores belga y español. Cada uno tenía una función bien definida, desde los cabecillas hasta los distribuidores a menor escala, pasando por los transportistas y los dedicados al blanqueo de capitales. Los arrestados efectuaban continuos cambios de teléfonos móviles para evitar que se les detectara. También habían dotado los camiones de sistemas GPS para tenerlos localizados en todo momento y se comunicaban entre ellos a través de radiotransmisores de punto a punto para que no se interceptaran las conversaciones. Además, disponían de cámaras de videovigilancia en las naves industriales.

Los arrestados no tenían ningún arraigo familiar en España. Realizaban continuos viajes a Marruecos, donde pasaban algunas temporadas para evitar el control policial. Utilizaban vehículos lanzaderas para avisar de la presencia de controles y para evitar que sus competidores les quitaran el hachís. Los agentes han practicado 17 registros, en su mayoría en la región madrileña, en los que también se han decomisado 65 kilos de marihuana, 150.000 euros en metálico y 14 vehículos.

Coisidó explicó que en lo que va de año la policía se ha incautado en toda España de 73 toneladas de hachís, 9.000 kilos de cocaína y 113 de heroína. Cristina Cifuentes añadió que en la Comunidad de Madrid se han realizado 33 operaciones contra la droga, en la que se han desarticulado 21 grupos delictivos con 193 detenidos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >