Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Momento perfecto’ de Dry Martina

La banda malagueña despide el año con un concierto en el que repasa su primer trabajo

Laura Insausti, cantante de Dry Martina. Ampliar foto
Laura Insausti, cantante de Dry Martina.

El año que se despide, con todo lo malo, ha sido inolvidable para los cinco componentes del grupo malagueño Dry Martina. Laura Insausti, su hermano Rafa, Gerard Mases Lere, Jaime Fernández y Javier Forero sacaron en el mes de mayo su primer disco, Momento perfecto, un álbum con el que coronaban una carrera que bajo el nombre de Dry Martina iniciaron en 2003, no sin antes probar fortuna con otras bandas locales con las que comenzaron a darse a conocer, como Duty Free, Miss Moneypenny o la Free Soul Band.

Dry Martina hace canciones pop en castellano que miran con descaro hacia el soul de la Motown, se contonean con los sonidos funk setenteros, respiran humo de los clubes de jazz y se agitan con el rock de los años 50. Pero sobre todo, Laura Insausti y su banda tienen mucho swing.

La banda concentra en su propio estilo todo ese abanico de sonidos que durante estos años y muchos conciertos, ha ido almacenando, abanderando lo que algunos se han atrevido a etiquetar como retropop.

Canciones para tararear en la ducha (2007) fue su primera demo, con la que captaron la atención de discográficas y managers, y el comienzo de un proceso creativo que quedó reflejado en un Ep de cuatro temas editado por BMG, Musarañas, con el que consiguieron actuar en diversos festivales, salas y teatros del país y que logró que le abriesen las puertas en su esperado, Momento perfecto (2012).

Con Momento Perfecto este grupo toma las riendas de la autogestión con su propio sello, Contraproducciones, en el que controlan cada paso del proceso creativo y su forma de presentarse al mundo, desmarcándose así de una industria que se tambalea. Producido por los chicos de Sietepulgadasrecords, Martín García y ellos mismos, han vestido sus composiciones de elegantes trajes a medida, aunque luego gamberreen remangándose los puños y coqueteando además con el mambo, el rock steady y hasta el folk, consiguiendo con esta mezcla el sonido Dry Martina, algo propio que la crítica, a menudo, califica de original y fresco.

“Lo mejor que pueden hacer los grupos es apostar por ellos mismos. Es un camino largo, pero con esfuerzo se sale adelante”, asegura Lere, bajista del grupo, que ha rodado durante este año por numerosas salas del país y que hasta el próximo mes de febrero tiene cerradas actuaciones en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Huesca, Santander…

“En Momento Perfecto están todas la músicas que hemos escuchado durante todos estos años. Desde el rock al jazz, pasando por el ska e incluso el mambo”, señala Laura Insausti sobre su primer trabajo, con el que han conseguido ser seleccionados entre más de mil aspirantes para participar en el circuito GPS que organiza el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Y para despedir este año tan fructífero, nada mejor que hacerlo sobre el escenario. Dry Martina ofrece este sábado 29 un concierto en la Sala Cochera Cabaret (Avd. de Los Guindos, 19), actuación con la que se despiden del público malagueño que tan bien acogió la presentación de su Momento perfecto el pasado mes de mayo.

Concierto de Dry Martina en el Teatro Cervantes de Málaga.