Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Güell de Sentmenat, un ‘señor de Barcelona’

Fundador del Círculo de Economía, fue diputado y concejal de la capital catalana

Carlos Güell de Sentmenat.
Carlos Güell de Sentmenat.

Hay personas que, por su talante y trayectoria empresarial, civil y política, se hacen representativos de las mejores virtudes de todo un grupo social; o, como antes se decía, de una clase social. Carlos Güell de Sentmenat lo ha sido de la burguesía industrial y comercial barcelonesa que, nacida en los prolegómenos de la Guerra Civil, emergió a la vida empresarial, social y económica a comienzos de los años cincuenta. Una generación de “burgueses” de Barcelona que fue crucial para la modernización de España.

Miembro de una de las familias señeras que partiendo de su bisabuelo Juan Güell hicieron de Barcelona la “fábrica de España”, y emparentado con la burguesía del norte de España a través del matrimonio con una descendiente de Antonio López, Marqués de Comillas, Carlos Güell tuvo, sin embargo, perfil propio. A diferencia de generaciones anteriores, se implicó directamente tanto en la construcción de instituciones civiles vitales para una sociedad libre y plural como en la construcción de la democracia y en la implicación de Cataluña en el proyecto modernizador de España.

A principios de los años cincuenta formó junto con otros jóvenes de su misma generación (Carlos Ferrer Salat, Joan Más Cantí y Arturo Suqué) el Club Comodín, una tapadera para el activismo civil. El contacto con académicos como Jaume Vicens Vives y Fabián Estapé y con jóvenes políticos extra muros del sistema como Jordi Pujol daría lugar a una institución señera e influyente hasta hoy mismo de la que ellos fueron los primeros cuatro presidentes: el Círculo de Economía, una institución atípica en nuestro país, formada por empresarios, directivos, académicos y profesionales a los que les une sólo su preocupación por el bien común y el progreso.

Posteriormente, en la etapa de la transición del franquismo a la democracia, se implicó directa y profundamente en la modernización política de España, de Cataluña y de Barcelona. Fue fundador del Centre Català en 1976, partido por el que, coaligado con UCD, fue cabeza de lista y diputado por Barcelona. Participó activamente en la elaboración del Estatuto de Sau y en el primer Ayuntamiento democrático de Barcelona. España, Cataluña y Barcelona fueron los escenarios de su intensa aunque breve trayectoria política, presidida por un espíritu de convivencia y modernización.

A través del Círculo de Economía tuve el privilegio de conocerle y tratarle a lo largo del último cuarto de siglo. Admiré siempre su profundo compromiso con la libertad, la responsabilidad individual y el bien común. Y también su valentía moral y su coraje político para, sin perder nunca las formas amables y educadas que le caracterizaban, decir lo que creía que tenía que decir en cualquier circunstancia y situación.

En su círculo de amigos, de su generación y más jóvenes, se referían a él como “Don Carlos”, expresión que define bien su singularidad y el cariño y respeto al que se había hecho merecedor. Utilizando la expresión de Josep Pla, Carlos Güell de Sentmenat fue todo un “señor de Barcelona”. Descanse en paz.