Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Tamborrada recuperará el himno antiguo de la ciudad

Se recordará el bicentenario de la quema y reconstrucción de San Sebastián en 1813

El alcalde donostiarra Juan Karlos Izagirre, en la anterior Tamborrada infantil.
El alcalde donostiarra Juan Karlos Izagirre, en la anterior Tamborrada infantil.

Los actos de celebración del bicentenario de la quema y reconstrucción de San Sebastián en 1813 comenzarán el próximo 19 de enero, víspera del día de San Sebastián, con una tamborrada especial a las 12.00 horas en Alderdi Eder, recuperando el antiguo himno de la ciudad.

En una rueda de prensa celebrada en la capital guipuzcoana, el alcalde de la ciudad, Juan Karlos Izagirre, acompañado de la presidenta de la comisión no permanente del bicentenario, Miren Azkarate y del director de la Banda Municipal de Txistularis, Jose Ignacio Ansorena, ha subrayado que este acto "al igual que todos los demás que componen la programación, han nacido de las propuestas de los ciudadanos, agentes, asociaciones e instituciones".

Asimismo, Izagirre ha indicado que el 19 de enero, 1.400 tamborreros de las compañías de niños y adultos tocarán la primitiva Marcha-zortziko de San Sebastián, acompañados por la Banda Municipal de Txistularis, un coro y ocho dantzaris, encabezados por Aiert Beobide y Onintza Odriozola.

Asimismo, el alcalde se encargará de dar inicio al acto, leyendo un bando sobre el bicentenario. Previamente, esa misma mañana, habrá una kalejira y bertsolaris en la Parte Vieja.

El alcalde se encargará de dar inicio al acto, leyendo un bando sobre el bicentenario.

Izagirre ha destacado que "como la tamborrada de la víspera y del día de San Sebastián es una de las actividades más queridas por los donostIarras" han elegido este día para colocar el primer hito del bicentenario.

Por otro lado, Ansorena ha explicado que en 1813 y en los años anteriores y posteriores, en los que surge la tamborrada, era la primitiva Marcha-zotziko precisamente la marcha de San Sebastián. De este modo, esta pieza reúne el valor de su antigüedad y el haber sido recogida y adaptada por José Juan Santesteban. Además, el director de la Banda de Txistularis ha señalado que es "un aire de zortziko", ritmo típico de la música vasca, "muy apropiado para ser acompañado por los pasos tradicionales de la danza guipuzcoana".