Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas cuestiona el sondeo que advierte del desplome del PP en Andalucía

El PSOE destaca la “desaparición” de Zoido y la valoración de la Junta

Javier Arenas, en el congreso de Nuevas Generaciones de Huelva celebrado ayer. Ampliar foto
Javier Arenas, en el congreso de Nuevas Generaciones de Huelva celebrado ayer.

Después de que el barómetro del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA) desvelara el viernes un desplome del PP en intención de voto, con una pérdida de 9,7 puntos, quien salió este sábado a defender a los populares no fue el actual presidente de esta formación en Andalucía, Juan Ignacio Zoido, sino su antecesor y vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas. “La encuesta dirá lo que quiera, pero el próximo Gobierno lo impulsarán Juan Ignacio Zoido, y el secretario general del PP-A, José Luis Sanz”. Por el contrario, los socialistas consideraron el sondeo como un aval a la Junta, y destacaron que el líder del PP esté “desaparecido”.

Javier Arenas aprovechó el décimo congreso de Nuevas Generaciones (NNGG) de Huelva para acusar al PSOE de “inventar” las encuestas. “Hace nada, las elecciones municipales, generales y autonómicas las ganó el PP”, recordó antes de advertirle a los socialistas que el desgaste del Gobierno central por las medidas adoptadas durante la crisis será menor del que prevén los sondeos. “Si fuera socialista estaría preocupado, porque muchas de las decisiones del Gobierno se van a entender a medio largo plazo”.

La consejera de la Presidencia, Susana Díaz, replicó con ataques al PP de Juan Ignacio Zoido, a quien acusó de estar “desaparecido” tras conocer el sondeo del IESA. “El PP está descabezado y roto”, afirmó para destacar que solo conoce al principal dirigente de la oposición un 27,4% de los encuestados.

Díaz también criticó que los populares cuestionen la encuesta y acusen al PSOE de “inventarla” cuando la realiza un instituto que depende del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), un organismo que a su vez depende del Gobierno central.

Díaz sí se refirió a los datos que analizan la situación social, más allá de las intenciones electorales, y achacó la opinión mayoritariamente negativa sobre los políticos al “pesimismo”. Hay “muchas familias que lo están pasando muy mal y si no lo reconocemos es que estamos en otro mundo”.

Díaz aprovechó para culpar también a la derecha por “enrarecer y ensuciar la vida pública para que los ciudadanos no confíen en la política”.

También el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, destacó los resultados, que dejarían al PSOE como la fuerza más votada de celebrarse ahora elecciones autonómicas. Según Griñán, “cualquier posible horizonte de Gobierno” en Andalucía se disipa porque el PSOE es “el partido que más confianza inspira”, el que más coincide con los intereses generales de los andaluces y el que tiene los mejores líderes. Griñán destacó también que el PSOE es “el partido que menos rechazo tiene entre los electores”, frente al 55% de rechazo del electorado hacia los populares. “Eso significa que más de la mitad nunca votaría al PP, lo que hace que no tenga ahora mismo horizontes de Gobierno en Andalucía”. "Todas las respuestas son positivas", subrayó el líder del PSOE.

El barómetro de opinión del IESA otorga a los socialistas el 39,2% de los votos, frente al 30,7% que obtendría el PP, lo que sitúa la diferencia entre las dos fuerzas mayoritarias en 8,5 puntos. La tercera fuerza política, y la que más crece en intención de voto, es Izquierda Unida, que por primera vez gobierna con el PSOE.