Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El campus de Alicante reduce presupuesto pero duplica las becas

El Consejo de Gobierno aprueba por unanimidad unos presupuestos de 175 millones de euros

La Universidad de Alicante rebaja casi un 5% su presupuesto para el próximo año, pero duplica la partida destinada a becas para hacer frente a la actual situación de crisis económica que atraviesan las familias. El Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante (UA) ha dado luz verde, y por unanimidad, al presupuesto de la institución para 2013, que se reduce un 4,9% respecto al aprobado para 2012. El monto total de las cuentas de la UA para 2013 asciende a unos 175 millones de euros, lo que lo convierte en "el más austero de la historia", según el rector Manuel Palomar.

La aportación procedente de la Generalitat desciende en más de dieciocho millones de euros, un 13% menos que en 2012. "A la tensión que provoca esa reducción", indica Palomar, "se unen los cuarenta millones de deudas acumuladas por los retrasos en el pago de las transferencias corrientes". Sin embargo, pese al recorte presupuestario, la Universidad de Alicante incrementará las partidas correspondientes a becas estudiantiles, docencia e investigación. "Consideramos que la inversión en docencia e investigación es  la única forma de hacer crecer la productividad y la competividad del país y de recuperar el crecimiento económico", ha dicho la vicerrectora de Planificación Económica, Mónica Martí. En este sentido, el rector, ha afirmado  que el aumento del presupuesto para estas partidas es "una apuesta por los activos del futuro".

El doble de becas

En total, la Universidad de Alicante destinará a becas en 2013, 1.264.034 euros, frente a los 642.017 euros del año pasado La cantidad prevista en ayudas para la matrícula será 258.434 euros, frente a los 129.217 euros de 2012. En cuanto a las de movilidad, se pasa de los 464.000 euros de este año a 908.000 euros, y habrá otros 97.600 euros para programas de prácticas en el extranjero.

Palomar ha expuesto también que continuará con su política de ahorro con medidas como la creación de una central de compras, el ahorro energético o la contención de los gastos de funcionamiento.El próximo martes está previsto el debate del Consejo Social para la aprobación definitiva de estas partidas económicas.